Departamento de Colonia, 23:39 del Sábado 22 de Julio de 2017
 
 
  • COLUMNISTAS
  • Pasturas en sistemas de producción lechera

  • Columnistas / Miercoles 30 de Noviembre de 2016
  • Técnico agropecuario David Rochon
    En esta oportunidad nos centraremos en las pasturas perennes, teniendo como primer actor a la Festuca y sus mezclas.

    Importancia de las praderas perennes en el sistema
    Conceptualmente al referirnos a pasturas perennes nucleamos a todas las mezclas forrajeras que dada las características de sus componentes, nos pueden ofrecer forraje en cantidad y calidad, en al menos 4 años.
    Esta caracterisitica de poder producir durante una serie de años ininterrumpida, nos brinda la ventaja de estabilizar nuestro esquema forrajero, disminuyendo los periodos y areas en barbecho, y por lo tanto improductivas desde el punto de vista de la superficie de crecimiento activo de forraje.
    Todo sistema tiene que tener su equilibrio entre pasturas perennes y verdeos anuales, ya que con estos últimos tenemos la gran característica de contar con altas tasas de crecimiento durante los meses de menores temperaturas. Tasas a las cuales no llegamos con las especies perennes en esos momentos del año.
    Sin dudas que contar con una proporción mayoritaria de pasturas que producen los 365 días del año nos dan un beneficio directo en la baja de costos de la empresa, ya que en dicha área no tenemos que realizar las tareas de barbecho y siembra todos los años, con su consecuente ahorro en insumos.

    Festuca como principal componente de las pasturas
    Toda pastura mezcla que queramos que se mantenga produciendo durante una serie importante de años debe contar con una especie que funcione como columna vertebral, aportando la mayor cantidad de forraje y la cual será guía, en base a sus características, para programar el correcto manejo de la misma y lograr así los objetivos planteados.
    Dentro de las especies forrajeras templadas con las cuales contamos hoy en día, encontramos tres que cumplen con ese rol: Alfalfa, Dactylis y Festuca.
    Como mencionamos en la entrega anterior, el establecimiento visitado en la recorrida cuenta con un elevado porcentaje de su superficie de pastoreo total en base a pasturas mezcla teniendo como componente principal a la Festuca, acompañada con Trébol Blanco y Achicoria.
    Dentro de las principales características que podemos destacar de esta especie, están su activo crecimiento durante todo el año, teniendo la consideración del cuidado que se debe llevar a cabo en su manejo durante los meses cálidos del verano (diciembre y enero), otro atributo es su gran capacidad de competencia con las malezas y su muy alta resistencia a los pastoreos intensos.
    Como principales características de diferenciación entre variedades podemos destacar sus ciclos reproductivos (momento en el año en que emiten sus tallos florales) y su calidad de forraje.

    Festucas: diferentes opciones y su ubicación en la rotación
    Las pasturas observadas durante la recorrida estuvieron compuestas por tres diferentes variedades:
    Inia Aurora
    Aurora es un material de origen uruguayo, producto del mejoramiento local, de floración temprana y muy adaptada a nuestras condiciones.
    Se destaca por su rápido arranque en su tasa de crecimiento temprano en el otoño y por su característica de floración temprana, a la salida del invierno.
    Presenta un muy buen comportamiento sanitario y una producción total de forraje que se destaca.

    Quantum II
    Este es un material de origen neozelandés, con muchos años en el mercado local. Dentro de sus virtudes se destaca su rápido vigor inicial y su calidad de hoja. Presenta una fecha de floración intermedia y gran resistencia a condiciones de pastoreos abusivos.

    Inia Fortuna
    Este es otro material proveniente del mejoramiento local, se destaca por su muy alta calidad de forraje, medido en términos de valores nutricionales y suavidad de si forraje. Es la variedad desarrollada para los esquemas de producción lechera, donde los parámetros de calidad de forraje pesan en gran medida en el resultado final del desempeño animal.
    Otra característica muy importante es su fecha de floración tardía, esto le confiere grandes ventajas desde el punto de vista del manejo del pastoreo, ya que contamos con un mayor margen de tiempo para ajustar la presión de pastoreo teniendo como objetivo la menor pérdida de calidad posible con la mayor utilización posible del forraje.

    Diferentes ciclos en el sistema y sus ventajas
    Una de las conclusiones mas importantes en esta parte de la recorría fue la ventaja de contar dentro del esquema forrajero de la empresa, con bloques de pasturas perennes compuestas por Festucas de diferente ciclo de floración. Dicha ventaja radica en el mejor aprovechamiento del forraje, dados los diferentes momentos en los cuales las diferentes variedades van a elevar rápidamente sus tasas de crecimiento luego del invierno, esto nos permite ser más eficientes en la planificación de las medidas de manejo, ya sea bajo pastoreo directo o realizando reservas forrajeras voluminosas (fardos, silopak o silo).

    Téc. Agr. David Rochon
    Dpto. Técnico Agrocentro Uruguay.
    099 576345

     

  • Relacionadas de COLUMNISTAS
  • ¿Qué es la democracia?, parada I: Brasil

    Ética política: no intermediación y posverdad

    Delito de Abuso de Funciones: DE NOCHE, TODOS LOS GATOS SON PARDOS

    Responsable ECOSRL | Derecho legal nº 66.175

    Teléfonos: 4544 6815 – 4542 4480

    Email: administracion@elecodigital.com.uy

    Contacto comercial: Nadia Camblong

    www.elecodigital.com.uy | Todos los derechos reservados.