Departamento de Colonia, 19:50 del Lunes 29 de Mayo de 2017
 
 
  • SOCIEDAD
  • Buscan con éxito a jóvenes que se desvinculan del sistema educativo

  • Carmelo / Miercoles 17 de Mayo de 2017
  • Solo seis niños en todo el departamento de Colonia no se han incorporado aún al sistema educativo luego de terminar el ciclo escolar. Por primera vez, un revelamiento nacional permitió la creación de una base de datos que logra detectar quienes son los niños que se desvinculan del proceso educativo.

    Eternamente olvidados, ellos son de los que no aparecen en las planillas de los liceos y son sólo un número en las estadísticas oficiales. Esos que comenzaron a aparecer tímidamente allá por 2005 cuando el nuevo gobierno creó el Ministerio de Desarrollo Social y los pobres comenzaron a tener derechos y minutos en la televisión.

    De ellos sólo se habla cuando se hacen los discursos petardistas sobre educación en el parlamento, discursos que los jefes de edición luego usan para rellenar titulares de los diarios del día siguiente.

    En el mundo real, ellos siguen viviendo allí, a la orilla de los barrios, allí donde el invierno no tiene que ver con la temperatura que marca el aire acondicionado, en donde vocablos como educación no significan nada, escuela es apenas un requisito para cobrar la asignación y secundaria algo que, como lo dice la misma palabra, tiene cosas más importantes adelante.

    Allí, a impulsos de una nueva estrategia de encarar la educación que viene desde Anep, fueron a buscarlos educadores como Valeria Viré o Virginia Rodríguez, y no les tiraron con piedras, todo lo contrario, se asombraron de que fueran a buscarlos, les gustó el mimo institucional y rápidamente dijeron que sí, que entonces bueno, que les gustaría seguir estudiando "es que antes los hermanos mayores no iban y no pasaba nada" decía una de las mamás sorprendida por aquellas muchachas que se acercaban preguntando por sus hijos.

    Por ese trabajo, mas de cien jóvenes que se habían desvinculado del sistema educativo en el departamento de Colonia, fueron reincorporados en alguna de las propuestas educativas no formales que coordinan Anep, Mides, y el Ministerio de Educación y Cultura. El trabajo dio sus frutos y sólo seis jóvenes aún no han retomado sus estudios secundarios.

    Así lo explicó a EL ECO la referente de Anep en el departamento Valeria Viré, quién recientemente fue designada como Coordinadora Departamental de Integración Educativa. La profesional explicó que por primera vez se cuenta con una base de datos unificada de todas las escuelas del país y a partir de allí, se conoce exactamente cuales son los alumnos que, por diferentes motivos, egresan de Primaria pero luego no comienzan las clases en Educación Secundaria.

    Las UCDIE (Unidad Coordinadora de Integración Educativa) se crearon el año pasado para dar pronta respuesta a las poblaciones que estaban fuera del sistema educativa y ofrecer herramientas de trabajo en red. Esta unidad la conforma la articuladora interisntitucional del mides Virginia Rodriguez, el coordinador departamental de integración educativa de Anep, Valeria Vire, en las Mesas Interinstitucionales, y en la comisión descentralizada de Anep.

    "El tema de la inclusión educativa es el primer pilar que comenzamos a trabajar" explicó Viré "el año pasado las maestras de sexto inscribieron a todos los chiquilines de todo el Uruguay y los ingresaron a un sistema de información por primera vez. Los que no confirmaron la preiscripción en febrero, su nombre salta en la base de datos y nos llega a nosotros" dijo "al principio la lista era extensa, en febrero eran poco más de cien y en marzo eran 39, y hoy nos quedan seis de todo el departamento fuera del sistema educativo. Sabemos donde están y les estamos buscando opciones para educación no formal, algo que por ahora no hay en esta zona de Carmelo y Nueva Palmira" señaló.

    Actualmente de aquel centenar largo, del mes de febrero solo quedan cinco sin que hayan vuelto al sistema educativo "las familias no priorizan la educación" explicó

    Sabemos por primera vez los niños que egresaron de sexto año, cuenta "esta unidad esta preparada para dar una pronta respuesta. No podemos quedarnos con una respuesta de que en la casa los padres nos dijeron que no" señaló "primero fueron los docentes de los centros educativos a buscarlos. Y luego nosotros salimos a la búsqueda en todo el departamento. En una semana los ubicamos a todos, les dijimos que tenían que presentarse, muchos no tenían lugar en los centros educativos, así que llamamos a las inspecciones para que crearan grupos y así se hizo, se crearon grupos donde faltaran, Carmelo fue la ciudad donde se crearon más grupos para poder cumplir con todos los chiquilines y aquellos de los que no tuvimos respuesta positiva de la familia, lo derivamos al referente educativo de esta unidad que trabaja en Inau" contó.

    Son niños de 12 años "así que si uno se presenta enseguida te reciben, lo que pasa es que la familia no prioriza la educación, porque tienen otras prioridades, como la vivienda, o el trabajo. No priorizan la educación y antes tampoco no se les iba a buscar "nos encontramos con madres que nos decían que antes nadie los iba a buscar, que a sus hermanos mayores no continuaron y no pasaba nada" relata.

    En ciudades como Juan Lacaze o Colonia del sacramento existen instituciones que se dedican a la temática de la educación no formal en el ámbito del Mec, pero en ciudades como Carmelo y Nueva Palmira, esas instituciones no existen, hay que crearlas. Por eso en estas ciudades se producen la mayor cantidad de desvinculaciones del sistema, explican. Cursos como gastronomía, carpintería o electricidad, con mucha práctica y pocas materias curriculares, son la base de estos sistemas "muchos tienen serias dificultades en lectura y escritura, y hay que generar ritmos diferentes al programa" explica "la idea es estar ahí, apoyándolos y estimulándolos para que continúen estudiando, que descubran que allí hay un mundo nuevo que les puede brindar mejores posibilidades en la vida" señala Viré.

    Juego de palabras.

    Los niños no desertan porque no van al ejército, los que desertan son los militares. Los niños se desvinculan, nos explicaba con razón una docente, cuando leía un avance de esta nota que durante la semana pusimos en nuestra página web.

    La terminología militar que viene de la dictadura se mantiene enquistada en nuestro lenguaje cotidiano, a tal punto que si se habla de desvinculación en lugar de deserción, la gente no sabe de que se está hablando "pasa igual que con afrodescendiente, antes era el negro tal, o negro cuál". A veces los términos también se utilizan para disfrazar, sutilmente, la realidad.

     

     

  • Relacionadas de SOCIEDAD
  • La Armada rescata dos tripulantes de las aguas, en cercanías del Balneario Riachuelo

    Todos saben: Conviviendo con pozos de aguas servidas

    Poca agua: Arde bomberos

    Responsable ECOSRL | Derecho legal nº 66.175

    Teléfonos: 4544 6815 – 4542 4480

    Email: administracion@elecodigital.com.uy

    Contacto comercial: Nadia Camblong

    www.elecodigital.com.uy | Todos los derechos reservados.