Conéctese con Nosotros

COLUMNISTAS

La pandemia ¿y el día después?

Publicado

el

(Segunda parte)
El desprestigio de la política
Por el profesor Raúl Marrero. En la primera parte, se adelantaba la posición del Historiador israelí Yuval Noah Harari, la cual tomaremos como punto de partida para analizar cómo salen paradas las estructuras de poder político tras la gestión de la emergencia sanitaria, a nivel nacional y global:
“No es la Edad Media. No es la peste negra. No es como si la gente estuviera muriendo y no tuviéramos ni idea de qué los está matando y qué se puede hacer al respecto”. En las manos equivocadas, -la tecnología y la cesión de derechos individuales-, pueden ser utilizadas por los gobiernos para “instituir regímenes de vigilancia total que recopilen datos sobre todos y luego tomen decisiones de manera opaca”.
La comparación a la que apela Harari, refiere al siglo XIV, cuando la peste bubónica arribó a la Europa Medieval desde el continente asiático, según se adjudica a las bacteria (Yersinia pestis) que viajaba en las pulgas que portaban las ratas que cargaban barcos mercantes. Esta enfermedad infecciosa, desconocida por completo, alcanzaba los ganglios linfáticos y se diseminaba por la sangre o llegaba al pulmón. Provocó la muerte de más de un tercio de la población europea, con una tasa de letalidad que oscila entre un 30% y 90% (sin tratamiento médico), con un probable desenlace fatal a los diez días de contraída la enfermedad. Frente a la inexistencia de censos, las estimaciones establecen que de 80 millones, la población europea bajó a unos 30 millones entre 1347 y 1353, en lugares como la península ibérica se llevó entre el 50% y 70% de sus habitantes, algo similar a lo que ocurrió en la península itálica. De todos modos, más allá de la inexactitud de las cifras, la peste era implacable con sus víctimas y los contemporáneos no se explicaban el motivo de tal flagelo. Con un mínimo desarrollo de la medicina y de las ciencias en general, las explicaciones religiosas primaron como causa de la pandemia, a todas luces se trataba de un castigo divino. Tampoco existieron entonces políticas sanitarias de Estado, porque no existía la figura del Estado como unidad política aglutinante, las soberanías se disgregaban entre las jurisdicciones feudales y los pactos de vasallaje. Sin dudas que la única alternativa de salvación radicaba en la fe o el perdón divino.

“Los flagelantes”, se autoinfligían castigos para expurgar los pecados que originaba la “peste negra”
En efecto, Harari descarta que las reacciones de desconcierto político que pudieran existir en la Edad Media, sean asimilables a la situación actual frente a la COVID-19. Desde que se detectó el primer brote de Wuhan, se reconoció el virus como SARCOV-2 y se comenzaron a implementar las medidas necesarias para evitar su propagación. Más allá de que existieron algunas dubitaciones, meses después, se comenzaron a producir las vacunas que actualmente buscan inocular a la población mundial.
Frente a todo esto, la celeridad en la reacción de la comunidad científica, no tuvo su correlato en las reacciones políticas. En principio, el organismo internacional competente con implicancias directas, la OMS (Organización Mundial de la Salud), fue cuestionada por su accionar tardío y vacilante frente al gobierno chino. El entonces Presidente de EE. UU, Donald Trump, fue duramente crítico y llegó a retirar el aporte económico norteamericano, al mismo tiempo que su escepticismo sobre la gravedad de la pandemia golpeaba duramente a sus gobernados (liderando la lista de contagios y de muertes). Los gobiernos europeos, también debieron improvisar frente al colapso de sus sistemas sanitarios (que arrastraban los recortes económicos de la crisis del 2008). En Latinoamérica, la pobreza y las débiles estructuras asistenciales hicieron agua en Brasil (con el obstinado “negacionismo” de Jair Bolsonaro), en Argentina (aún con importantes y extendidas medidas de confinamiento de su población), en Ecuador donde se recurrió a cajas de cartón para improvisar ataúdes, en Bolivia con filas en sus hospitales a la espera de respiradores artificiales, entre otros.
Las democracias liberales, debieron apelar al confinamiento de sus habitantes, cerrar fronteras y aumentar su endeudamiento para sostener las políticas asistenciales. Al mismo tiempo, las aplicaciones telefónicas “seguían” a los ciudadanos, advertían sobre incumplimientos de cuarentenas y/o de la peligrosidad en la proximidad espacial de los contagiados. Las tensiones sociales estaban (y están aún) latentes, algunas estallaron y otras se contienen por el propio confinamiento. Dentro de las primeras, cabe acotar el asalto al Capitolio, el resurgimiento de grupos ultranacionalistas y supremacistas blancos en EE.UU, las manifestaciones contra el confinamiento en Alemania… Otros gobiernos, en tanto, deberán enfrentar los reclamos de su inacción sanitaria o asistencia social insuficiente.
A todos ellos, les corresponderá velar por la recuperación de los derechos en términos de libertad individual y la regeneración del tejido social. Al mismo tiempo: la amenaza de la bioseguridad, los nacionalismos y la segregación, bajo alegatos de precaución sanitaria, serán supervivientes de la pandemia. Corresponderá a la política rehacerse para dar las respuestas que explican su existencia y así alejar las tendencias de corte autoritario-totalitario que puedan acechar: ¿Cómo recuperar derechos individuales relegados por motivos sanitarios: la libertad de movimiento, de reunión y la privacidad? ¿Cómo reabrir las fronteras estatales y evitar reacciones xenófobas? ¿Cómo revitalizar los organismos multilaterales que abogan por la cooperación entre naciones y la solución pacífica de sus conflictos? ¿Se optará por fortalecer las uniones aduaneras o emprender tratados vinculantes de libre comercio? ¿Cuáles serán las medidas asistenciales que tiendan a recomponer el resquebrajado tejido social y así evitar las exclusiones segregacionistas?
No hay dudas acerca de que las respuestas deben de emanar desde la política, entendida como la aptitud de los diferentes agentes sociales (gobierno, instituciones, partidos, sindicatos, entre otros), para intervenir e incidir en la regulación de un conflicto frente a la toma de decisiones. Esas decisiones son las que según Vallés (2000), deben de reestablecer la cohesión social, valiéndose de la capacidad para canalizar los conflictos emergentes en decisiones que comprometan a todos los actores sociales involucrados.

———————————————————-

https://www.bbc.com/mundo/noticias-52247987
Josep Vallés (2000): ¿Qué es el poder político?, Ariel, Barcelona.

- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -

ÚLTIMAS NOTICIAS

POLICIALES2 horas atrás

Los “festejos” de Peñarol: un hombre muerto y estatua de Suárez destrozada

Los festejos de un nuevo aniversario del Club A. Peñarol de Montevideo tuvieron puntos oscuros. Asesinato y destrozos.

INTERNACIONAL2 horas atrás

Cómo viven las siamesas norteamericanas que actualmente son profesoras en grados distintos

Nacieron el 7 de marzo de 1990, en Minnesota (EE.UU.), son las siamesas Abby y Brittany Hensel. Las hermanas, que...

SOCIEDAD6 horas atrás

Programa de la caminata por el corazón en Carmelo

Dentro de la Semana del Corazón que se desarrolla del 26 de setiembre al 1 de octubre, como en el...

POLÍTICA6 horas atrás

“Mercantilización de la salud ocular” al trabajar menos el Hospital de Ojos

Se había logrado “un gran trabajo con el Hospital de Ojos, se alcanzaron las 100.000 intervenciones, el 65% de cataratas...

SOCIEDAD6 horas atrás

Los que cruzan a comprar en Argentina

Desde Paysandú cruzar a Argentina a realizar compras se hace caminando o en moto, en Salto y Fray Bentos se...

SERVICIOS6 horas atrás

Taller para aprender a utilizar la cámara fotográfica en forma manual

La Dirección de Cultura de la Intendencia de Colonia informa que comienza este miércoles 28 un nuevo curso de fotografía...

COLUMNISTAS6 horas atrás

Cobrar impuesto a quien aportó para su jubilación o pensión no es correcto

Por el diputado Martín Melazzi, Partido Colorado, Soriano. Como estaba previsto el pasado lunes 26 del corriente acompañamos a la...

SOCIEDAD16 horas atrás

Vecinos de Mevir hablan y leen poema en firma de escrituras de Mevir Radial Conchillas. Vea el vídeo.

Las palabras del vecino Héctor Fripp y el poema que leyó Ema Alarcón en la firma de escrituras de Mevir...

SOCIEDAD17 horas atrás

Directora del Mides Colonia explica como acceder al Bono UTE que implementa el Mides. Vea el vídeo.

La directora departamental del Mides Prof. Diana Olivera explica como es el Bono UTE que implementa el Mides. Vea el...

INTERNACIONAL17 horas atrás

Darío Mendiondo y la incidencia de las empresas tecnológicas en los acontecimientos cotidianos. Vea el vídeo.

En que manos están los medios de comunicación. Una charla desde México con el experto en márketing y comunicación Darío...

MÁS LEÍDAS