Conéctese con Nosotros

COLUMNISTAS

Los ricos también lloran

Los multimillonarios están tristes porque algunas personas les dicen cosas desagradables. Y sí, desde António Guterres de Naciones Unidas al príncipe William pasando por legisladores y artistas, parece que todos se hubieran ensañado con ellos, y ellos, rodeados como viven de gente que les dice lo geniales que son, no alcanzan a comprender esa fea actitud del resto de los mortales.

Publicado

el

Imagen ilustrativa

Por Mercedes Rosende, escritora, columnista de EL ECO. Elon Musk, titular de unos 220.000 millones de dólares, no cree que él deba pagar impuestos. ¿Cómo la sociedad, en vez de premiarlo por tanta genialidad, lo castiga tratando de someterlo al régimen fiscal? Faltaba más. Así, fiel a sus principios, el bueno de Elon logró bloquear los planes del Partido Demócrata de financiar un necesario gasto social en base a la imposición de los multimillonarios. Como excusa, esgrimió que cobrarles impuestos solo haría una “pequeña mella” en el pago de la deuda nacional de Estados Unidos, y que el enfoque debería estar en el gasto del gobierno.

El magnate sudafricano tampoco está de acuerdo con las leyes laborales. Dice que “80 horas semanales de forma sostenida, con picos de más de 100, en ocasiones” es el ideal de trabajo, y confiesa casi llorando a The New York Times que pasó su cumpleaños encerrado en la fábrica. El fundador de Tesla, SpaceX y PayPal propone jornadas de trabajo de unas 11 horas diarias siete días a la semana, o de unas 16 horas en caso que de que el trabajador quiera tomarse el lujo de tener dos días libres a la semana. “Nadie ha cambiado el mundo en 40 horas semanales”, asegura. Pero la realidad es tozuda y, cuando Musk decidió aumentar el horario de los turnos en la factoría de Fremont (California) para abarcar las 24 horas del día, se supo que la planta automotriz sobrepasó muy holgadamente la media de accidentes laborales del sector.

Trascartón, la empresa es de las tecnológicas que paga peor a sus empleados, y hasta le han acusado de explotar inmigrantes de Europa del este pagándoles menos de cinco dólares la hora. No es de extrañar que las puntuaciones de satisfacción de empleo en la compañía, reflejadas en dos importantes páginas web de búsqueda de empleo, hayan bajado estrepitosamente en los últimos tiempos. Ya no es un secreto la insatisfacción laboral que sufren los empleados que trabajan en Tesla, y uno puede imaginar las razones.

Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon, con una fortuna que ronda los 200.000 millones, en 2007 no pagó impuestos federales sobre la renta, incluso cuando el precio de las acciones de su empresa se duplicó. Cuatro años más tarde, cuando su riqueza aumentó en 18.000 millones de dólares, Bezos declaró pérdidas y recibió un crédito fiscal de 4.000 dólares para sus hijos. Más recientemente se ha posicionado en la mira de la Corte Federal de EE.UU. por no respetar los tiempos para comer de sus empleados. La empresa, que también se opone a los esfuerzos de los trabajadores para sindicalizarse, les recomienda que monitoreen sus walki-talkies durante los descansos y que, en caso de que se presente algún problema, interrumpan su comida y lo solucionen. Se conoce además de siete demandas diferentes contra Amazon, presentadas por trabajadoras embarazadas que fueron despedidas en los últimos años. Las mujeres, que pidieron más tiempo para usar los baños y trabajos con menor esfuerzo físico, terminaron siendo despedidas. Seis de los casos se resolvieron extrajudicialmente.

Mark Pocan, del partido demócrata de Wisconsin, EE.UU., responsabilizó a Amazon de que los conductores se vean obligados a orinar en botellas, práctica “extendida” que presuntamente se debe a “a la presión por cumplir las cuotas” que establece la empresa. El fundador y CEO fue elegido alguna vez como “el peor jefe del mundo”, y se habla de oficinas sin alma donde la gente llora y alcanza niveles de estrés tan altos que requiere terapia profesional.

De todas formas, tras regresar a la Tierra después del exitoso lanzamiento de su nave espacial Blue Origin, Bezos dio las gracias a “cada empleado de Amazon y a cada cliente de Amazon, porque ustedes pagaron todo esto”. ¿Les parece una ironía? Pero no lo es. La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez respondió a Bezos: “Sí, los trabajadores de Amazon pagaron esto con sueldos más bajos, con la eliminación de los sindicatos, con un lugar de trabajo inhumano, y con conductores que no tienen seguro médico durante una pandemia”.

En estos últimos meses hemos asistido a la frenética carrera espacial de Bezos y Musk, a su feroz competencia personal por convertirse en amos del espacio y, dicen los que saben, del negocio multimillonario de la nueva era de Internet con conexiones de alta velocidad para todo el mundo —incluidas las áreas más remotas—, controladas por satélites espaciales. Aunque implementarlo puede costar 10.000 millones de dólares, las ganancias triplicarían esa cifra.

En su discurso de apertura ante la Asamblea de Naciones Unidas, al que asistieron líderes mundiales como el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, el secretario general de la ONU, António Guterres aludió a Elon Musk, Richard Branson y Jeff Bezos por “salir de paseo por el espacio mientras millones de personas pasan hambre en la tierra”. Apenas un 0,36% de las enormes riquezas de multimillonarios como Elon Musk y Jeff Bezos permitiría acabar con el hambre a nivel mundial y salvar la vida de 41 millones de personas que morirán por causa del hambre este año, afirmó David Beasly, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. Hasta el príncipe William de Gran Bretaña se unió al coro de críticas: “Necesitamos que algunas de las mejores mentes del mundo se centren en arreglar este planeta, no en intentar encontrar el siguiente lugar en el que vivir”, dijo en una entrevista con la BBC.

Entonces, ¿qué les pasa a los ultraricos? ¿Son más mezquinos que el resto de la humanidad? Paul Krugman responde: “En promedio, tal vez sí; después de todo, pueden permitírselo y, los cortesanos y aduladores atraídos por las grandes fortunas, facilitan que alguien pierda el piso. Pero lo importante es que la mezquindad de los multimillonarios viene acompañada de un gran poder, y el resultado es que todos nosotros acabamos pagando un precio muy alto por su inseguridad”.

Ellos no pueden entender de qué se los acusa: viajan al espacio, fundan empresas, hacen dinero, dan trabajo a miles de personas, ¿qué más puede querer la gente de ellos? No lo entienden. Con tristeza consultan el ranking del Forbes, y continúan lustrando sus egos.

- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -

ÚLTIMAS NOTICIAS

POLÍTICA8 horas atrás

El presidente, un soldado de la paz, sobre las olas

Cuando se conoció que el presidente Luis Lacalle se iría al Congo a pasar las fiestas de fin de año...

SOCIEDAD12 horas atrás

Una edición con reveladores informes y testimonios

Estos son algunos de los temas de la edición papel de EL ECO de este sábado 4 de diciembre de...

SOCIEDAD20 horas atrás

Viven en la calle y duermen en la playa o en Teatro de Verano desde que cerraron los barracones. Vea el vídeo.

Cuatro personas están en situación de calle en Carmelo desde que cerraron los barracones. Las personas están en la calle....

SOCIEDAD1 día atrás

Así reciben los vecinos el agua de OSE en el Barrio Saravia. Vea la foto

Así sale ahora el agua en el Barrio Saravia. Ose se encuentra trabajando para realizar una nueva conexión troncal entre...

COLUMNISTAS1 día atrás

IASS, un impuesto injusto a las pasividades

A instancias del Proyecto de Resolución acompañado por el diputado Martín Melazzi (Partido Colorado – Soriano) y diputados de la...

CULTURA1 día atrás

Calendario de clases y vacaciones en la enseñanza 2022

Las autoridades de la enseñanza fijaron el calendario de actividades para el año lectivo 2022 en escuela de verano, primaria,...

Sin categoría1 día atrás

Se inaugura gigante abecedario en lenguaje de señas, en el Día Internacional de las personas con discapacidad

En un amplio paredón de la calle Chile, entre Montevideo y Felipe Fontana de Nueva Palmira, el Centro de Atención...

SERVICIOS1 día atrás

El fin de semana en “El tiempo de Nubel”

El meteorólogo Nubel Cisneros nos informa cómo será este viernes y el fin de semana: :Este viernes tendremos una jornada...

SOCIEDAD2 días atrás

Municipio de Carmelo pide a Cámara de Diputados por línea Carmelo-Tigre.

Los concejales del municipio de Carmelo enviaron una carta a la Comisión de Asuntos Fronterizos de la Cámara de Diputados,...

SOCIEDAD2 días atrás

Los pasivos que recibirán la “canasta de fin de año”

La prestación especial (canasta de fin de año) se pagará junto a las pasividades del presupuesto del mes de noviembre...

MÁS LEÍDAS