Conéctese con Nosotros

COLUMNISTAS

Mensaje del Cura Párroco Edgardo Rodríguez en este 1º de Mayo Día de los Trabajadores

En este 1 de mayo no tendremos manifestaciones, incluso la fiesta de San José Obrero este año no es posible.Este primero de mayo se me ocurría acercarnos a una parábola de Jesús, en el capítulo 20 de San Mateo.

Publicado

el

Es una persona que está en tiempo de vendimia y que viene a la plaza del pueblo a buscar obreros porque la costumbre era que el que no tenía trabajo se sentaba en la plaza a esperar que lo contrataran.
Entonces este señor sale de madrugada, y contrata obreros para trabajar en la viña y dice que se arregló con ellos por el sueldo legal, un denario por el día de trabajo.
Así comienza a trabajar. Después dice que a media mañana encuentra de nuevo gente en la plaza y les dice que vayan a su viña que les va a pagar lo justo.
Al mediodía encuentra de nuevo gente y le dice lo mismo. Lo mismo ocurre a media tarde y de tardecita va a la plaza y todavía hay gente, así que se acerca y les pregunta cómo es que están ahí todo el día sin hacer nada. Nadie nos ha contratado le dicen, así que también, les dice que vayan a su viña.
Allá van.
Cuando llega el fin del día el dueño de la viña le dice al mayordomo que les pagará el salario correspondiente del día, comenzando por los últimos. Eran los que sólo habían trabajado un rato en la tarde y todos recibían lo mismo.
Así que los primeros que habían sido contratados en la madrugada resulta que protestan porque ellos pensaban que iban a recibir más. Si los que habían trabajado una hora o dos horas habían recibido también un denario así que llaman al patrón.
El patrón les dice que habían arreglado por un denario, así que toma el denario y ve a tu casa. Si yo quiero dar de mi dinero a esta gente que trabajó solo una hora, ¿por qué te enojas porque sea bueno?. Por qué te pone mal que sea bueno, acaso no puedo hacer con mi dinero lo que quiero?
Así termina la parábola. Es desconcertante porque todos pensamos que los trabajadores que trabajaron todo el día aguantando el calor iban a recibir más y estos otros que pasaron en la plaza sentados iban a recibir lo mismo. Era injusto.
Nosotros con los criterios capitalistas podemos pensar eso.
Pero qué es lo que dice Jesús en ese texto, no son los méritos de los obreros lo que vale, no es la meritocracia sino que le dan aquello por lo que fueron contratados.
Cuál es la diferencia entre el primero que fue a trabajar y el último. Son los dos seres humanos, los dos tienen familia y los dos necesitan un pan para comer en su casa. Si le daba menos a este último el denario del día que era indispensable para comer, no lo iba a tener. Y sin embargo el otro iba a recibir más porque supuestamente hizo mérito aguantando el calor y demás. Entonces la justicia que plantea Jesús está basada en la necesidad de las personas no en los méritos que uno puede tener para hacer una cosa.
Es un criterio totalmente diferente, es el criterio que Jesús plantea de justicia social, y enseña una oración que dice “danos hoy nuestro pan de cada día” nada más que un pan, esto es lo que se necesita cada día.
Nosotros vivimos este tiempo de pandemia que es una alarma muy fuerte que tenemos de lo que estamos haciendo con la economía mundial y no nos damos cuenta de lo que está preparando la tierra para la especie humana, para ese homo sapiens que a veces en lugar de sabio parece demente, que en esta pandemia ha tenido esta advertencia ambiental de la que hablan todos los científicos.
El modo de producción y de consumo capitalista no puede hacer nada contra la pandemia porque para el mundo del capital lo que cuentan son las empresas, las personas jurídicas y no las personas reales de carne y hueso.
Ese impulso de sobrevivencia va a intensificar el uso de los instrumentos tecnológicos pero no podrá doblegar la voluntad de la tierra que sigue mostrándose en esta pandemia y que muestra lo que hace la especie humana.
Si miramos el informativo tenemos los números de infectados, los números de muertos, los números en CTI y por otro lado las protestas de quienes perdieron el empleo de las empresas que cierran.
¿Vamos a aprender algo de esta pandemia? Todos los científicos dicen que los primeros efectos los vamos a sentir a partir del 2025 o 2026. Si no aprendemos nada vamos a seguir el mismo proceso económico actual que tiene ese espejismo de la economía de crecimiento sin fin.
Sino aprender que la humanidad tiene que ir a una civilización planetaria. Esto es planetario. Necesitamos una civilización planetaria, una solución de todos, que respete los derechos de la tierra y de todas las comunidades.
Si no aprendemos nada vamos a seguir dándole fuerza al mercado y las empresas aunque eso implique la reducción de la especie humana.
Si aprendemos algo de esta crisis y de esta pandemia implicaría un retorno a la vida frugal, con la que una economía basada en la cooperación, en la solidaridad y en la reciprocidad aseguraría lo necesario para la vida sin exceder los límites de los recursos ecológicos y renovables de cada territorio.
Para aquellos que viven de renta va a ser muy difícil cambiar su cabeza pero para la mayoría de la humanidad que vive de su trabajo, esta economía sólo garantiza el pan de cada día, porque no se necesita ser rico para ser feliz. Alimentar en la práctica diaria la experiencia solidaria, la cooperación como pasa en esta experiencia de las ollas populares.
Preparar un proceso de los medios de producción para hacerlos en forma cooperativa, hay experiencias, se puede ver en la Ruta 14, hay experiencias de cooperación, lo privado no existe, existe solo lo cooperativo.
Este Día de los Trabajadores es muy distinto. El evangelio nos dice danos hoy el pan de cada día. Darnos cuenta que si no hay pan para mucha gente es porque algo está mal. Eso no es natural. Hay gente que piensa que la injusticia es natural como la Ley de Gravedad, pero no, es antinatural, por eso desde el punto de vista cristiano y humano, darnos cuenta que la tierra está advirtiendo severamente con esta crisis, que debemos cambiar y convertirnos a esa civilización planetaria y solidaria donde lo que importa son las personas y lo que importa es “danos hoy nuestro pan de cada día”.

- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -

ÚLTIMAS NOTICIAS

NECROLÓGICAS6 horas atrás

Necrológicas – Mayo 2021

† ARÉBALO CUELLO (Mota) Q.E.P.D. Falleció en la Paz del Señor el 6 de mayo de 2021, en Carmelo Su...

COLUMNISTAS6 horas atrás

El código de Hammuraluis

Por David Rabinovich, periodista, columnista de EL ECO. Supongo que la ley será aprobada y se comenzará a castigar con...

SOCIEDAD6 horas atrás

En un día: 2.930 nuevos enfermos y 57 muertos por coronavirus en Uruguay

En la jornada del miércoles 5  se llevaron a cabo 14.230 análisis y se detectaron 2.930 nuevos casos de coronavirus,...

SOCIEDAD6 horas atrás

Aumentaron casos de Covid y se registró un nuevo fallecimiento

Se reportaron 83 casos nuevos de coronavirus en el departamento de Colonia la jornada de este miércoles 5, y el...

SOCIEDAD17 horas atrás

Madre de niño que sube al árbol para tener internet cuenta como hace su hijo para estudiar. Vea el vídeo.

El niño se sube al árbol para lograr señal de internet, pero su madre paciente oncológica, no puede coordinar fecha...

SOCIEDAD18 horas atrás

Diputado Viera convocó a ASSE a Comisión de Salud de Diputados por muerte en CTI de Colonia

En un comunicado hecho público, el diputado coloniense Nicolás Viera cuestionó las respuestas de ASSE a su planteo sobre el...

SOCIEDAD21 horas atrás

Frente Amplio de Colonia realiza importante aporte para mejorar salud de los colonienses

Vacunación, hisopados, seguimiento domiciliario de los positivos a Covid19 e internaciones, son los cuatro puntos donde el Frente Amplio,  a...

COLUMNISTAS1 día atrás

El irresistible encanto de los malla oro

Dice el Presidente Lacalle Pou que a él no le parece mala idea que si a una persona se le...

SOCIEDAD1 día atrás

Efectos Covid: hablando de la muerte y de la falta de duelo

Los fallecidos por el virus del Covid 19 son intocables y también se vuelven invisibles, porque son sepultados sin poder...

CULTURA1 día atrás

Un árbol junto a la medianera

Por la escritora Ada Vega, columnista de EL ECO. Tenía azules los ojos. Y entre sus largas y arqueadas pestañas...

MÁS LEÍDAS