Conéctese con Nosotros

CULTURA

A ver cuando se repite

Publicado

el

Andrés Capelán

Andrés Capelán* Llegaron cada uno por su lado pero al mismo tiempo. Se miraron y se sonrieron el uno al otro aunque con un dejo de tristeza. Él apartó una silla y ella se sentó, luego él giró en torno de la mesa e hizo lo propio. Se volvieron a mirar y volvieron a sonreir.
—¿Qué tomás? –preguntó él sin dejar de mirarla a los ojos.
—No sé… –dudó ella- hace calor… ¿qué tal una cerveza?
—Perfecto –respondió él al tiempo que llegaba el mozo– Buenas tardes, una cerveza grande –le dijo.
—Como no, enseguida— respondió el mozo y giró sobre los talones.
Él la volvió a mirar mientras ella revolvía la cartera buscando la caja de los cigarrillos. Cuando los encontró y se puso uno en la boca, él ya extendía la mano con el encendedor prendido.
—Gracias –dijo quedamente ella.
—De nada –contestó él, y a continuación encendió un cigarrillo de los suyos y lanzó el humo hacia adelante. Los dos humos se mezclaron pero tenían distinto color, el del cigarrillo de ella era blancuzco, el del suyo era azulado. Distintas mezcla de tabacos, claro.
—¡Qué calor! ¿Eh? Está realmente insoportable –dijo él.
—Si, terrible –contestó ella– además hay mucha humedad…
—Bueno, está anunciado tormenta –recordó él en el momento en que el mozo llegaba con la cerveza y dos vasos.
Se quedaron callados mientras el mozo destapaba la cerveza y servía un poco en cada uno de los vasos.
—Gracias –le dijo él.
—Para servirlo –contestó el mozo.
—Sí –dijo ella continuando la conversación– siempre anuncian tormenta y al final no llueve nada.
—Es verdad –dijo él mientras terminaba de llenar los vasos– no dan pie con bola.
—Es que el tiempo está loco –dijo ella.
—El cambio climático… –sugirió él mientras levantaba el vaso- Salud –conminó enérgico.
—Salud… –respondió ella desganada, y comenzó a beber la cerveza.
—Ahhhh –dijo él, satisfecho– no hay nada como una cervecita bien fría un día de calor. ¿No?
Ella giró la cabeza y miró cómo una moto se escurría a toda velocidad entre dos ómnibus con el escape abierto.
—¡Qué locura! –dijo mientras movía la cabeza como negando– ¿Así cómo no querés que se maten?
—Si, son unos kamikazes –dijo él estirando la cabeza para poder seguir viendo la moto zigzageando entre los vehículos.
Terminaron los cigarrillos y encendieron otros. Ésta vez ella se le adelantó y lo prendió con su encendedor sin darle tiempo a nada.
—Si no hubiera tanta humedad, el calor no embromaría tanto –dijo él.
—Si, la humedad es lo que tiene –respondió ella mientras terminaba la cerveza.
—Yo no sé por qué no hacen algo –se preguntó él.
—¿Con la humedad?
—No, con las motos, todos los días se matan dos o tres, es una locura
—¿Y qué querés que hagan? ¿Que prohiban las motos? Dejálos que se maten nomás, si son estúpidos…
—Si, pero si vos los atropellás, después el mal rato lo pasás vos –reflexionó él– y no hay derecho, si quieren matarse, que se maten solos pero que no te embromen a vos. ¿No?
—Eh buah –contestó molesta ella– vos siempre queriendo arreglar el mundo…
—Y con el ruido que hacen esos escapes…
—Si, es insoportable, con eso sí que tendrían que hacer algo
—Y no llueve… –reflexionó él.
—Ya va a llover y después se van a quejar porque hay inundaciones
—Si, el tiempo está loco
—Siempre pasa lo mismo –acotó ella.
—Cuando yo era chico no pasaban estas cosas, cuando era verano era verano y cuando era invierno era invierno, ahora, en cambio, está todo mezclado, ya no sabés como vas a salir, ya no sabés –remarcó él.
—Decímelo a mí, que salgo de casa de mañana temprano y tengo que traerme todo un equipaje por las dudas de si llueve o si refresca, que sino después te agarrás una gripe y terminás no pudiendo ir a trabajar –se quejó ella.
Él terminó de vaciar la botella de cerveza en el vaso de ella y le preguntó:
—¿Tomamos otra? Está tan rica…
—No, dejá, tengo que volver a trabajar –contestó ella y vació su vaso.
—Tenés razón –reconoció él– además la cerveza tiene muchas calorías y al final te da más calor.
—Si, eso también, vamos. –dijo ella al tiempo que comenzaba a pararse.
Él dejó un billete de cien pesos sobre la mesa antes de pararse y buscar al mozo con la mirada. Cuando lo encontró, le hizo un gesto para indicarle que allí quedaba el dinero. El mozo asintió con la cabeza y sonrió.
De pie los dos junto al semáforo, él le dijo:
—Bueno, un gusto charlar contigo, a ver cuando se repite.
—Lo mismo –dijo ella– chau, hasta otro día. –y cruzó la calle rauda aprovechando la luz verde.
—Chau –dijo él. Pero ella ya se había ido.

*Escritor, Montevideo. Columnista de EL ECO

- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTE1 hora atrás

Fútbol: por suerte se suspendió la fecha del domingo en Nueva Palmira

En la tardecita del miércoles la Liga Palmirense decidió suspender la fecha del domingo ante las elecciones internas nacionales que...

POLICIALES1 hora atrás

Aduanas y Prefectura en Riachuelo e incendio en Las Malvinas

Un procedimiento de Prefectura y Aduanas se realizó en la madrugada de este jueves en la zona de Riachuelo. El...

NECROLÓGICAS4 horas atrás

Necrológicas – Junio 2019

† FLORENCIA CHICO CAMACHO ( Flora) Q.E.P.D. Falleció en la Paz del Señor el  65 de junio  de 2019, en...

DEPORTE17 horas atrás

Inconcebible: La Liga Palmirense decidió que se jugara el domingo al fútbol

Mientras todas las ligas del Uruguay han suspendido las actividades del día domingo ante las elecciones internas de los partidos...

DEPORTE21 horas atrás

Hoy continúa el Cuadrangular Internacional en sub 20 en Nueva Palmira

Con la participación de cuatro equipos hoy miércoles continúa y finalizará el cuadrangular sub 20 internacional que se juega en...

POLICIALES1 día atrás

Quiso abusar de una adolescente, hubo heridas con un cuchillo y terminó en ‘Piedra de los Indios’

Intentaba autoeliminarse en Tarariras luego que pretendió abusar de una menor, con quien mantuvo un enfrentamiento con un cuchillo.

POLICIALES1 día atrás

Un fugado menos. Fue recapturado Sinopoli por la policía de Salto

Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga, quien estaba a la espera de ser extraditado a Brasil, fue recapturado este martes 25 por...

SOCIEDAD1 día atrás

“Deme Tramadol, doctor”, la droga que está afectando en África

Es común escuchar a personas que padecen algún determinado dolor que vayan al médico a solicitar Tramador, argumentando que “es...

INTERNACIONAL1 día atrás

Una mujer estuvo 27 minutos en paro cardíaco y dijo que el cielo “es real”

El mensaje que escribió una mujer de Arizona después de despertar de un paro cardíaco de 27 minutos: "Es real"....

POLICIALES2 días atrás

Intensa búsqueda de Interpol de cuatro presos que se fugaron

Buscan intensamente a cuatro detenidos que se fugaron de la ex Cárcel Central, entre ellos el italiano Rocco Morabito.

MÁS LEÍDAS

// REDACCIÓN NUEVA PALMIRA // Dirección: Uruguay Casi Argentina Teléfono: +598 4544 6815 // REDACCIÓN CARMELO // Dirección: Zorrilla 294 Teléfono: +598 4542 4480