Conéctese con Nosotros

Sin categoría

La belleza de ser mamá

El homenaje de EL ECO por el Día de la Madre que se celebra este domingo, es compartiendo en estas páginas el testimonio de madres de generaciones distintas: Natalia Sandes, Raquel Salsamendi, y Alba García. Fueron charlas muy amenas con tres mujeres que están atentas cuando escuchan la palabra: ¡mamá!

Publicado

el

Natalia Sandes Dorsi, Raquel Salsamendi y Alba García

“Mi vocación era ser madre y lo fui a los 20 años”

Alba García, 87 años, nació en Minas, y es madre de Ana María, María Cristina y María Mercedes. Conoció a su esposo en Minas, emigraron a Montevideo, de ahí a Buenos Aires, retornaron a Atlántida, después se radicaron nuevamente en Montevideo y finalmente desde 2005 están en Nueva Palmira.
67 años después de su primera maternidad, en el living comedor de su casa (Uruguay y Libertad) contó su experiencia a EL ECO. Atentos, silenciosos, sentados lejos de ella en la amplia sala, disfrutando de su testimonio, estaban su esposo Gerardo Etchegaray y su hija María Cristina.
Conoció a su esposo “cuando él fue como bancario a Minas. Al año nos casamos y a los 4 meses quedé embarazada de Ana María. La tuve a los 21 años”. No bien nació Ana María “quedé embarazada de María Cristina, se llevan 11 meses. Seis años después vino María Mercedes”, contó con su característica voz suave y la paz que irradia.
“Pese al tiempo transcurrido tengo muy claro que desde muy jovencita tenía la idea marcada de que quería ser madre, era mi vocación y sigue siendo gracias a Dios. Cuando quedé embarazada de Ana María la felicidad fue enorme. Siempre digo, y lo deben decir todas las madres, que no hay palabras para expresar lo que se siente, lo que disfrutás a los bebés. La vida te sonríe. Para mí fue fantástico”.
Su hija mayor se casó “a los 18 años, en Uruguay, e hizo su carrera de psicología y fue mamá”. Llegó un tiempo, década del 70, en que todos vivieron en Buenos Aires. María Mercedes es operadora inmobiliaria y sigue en el vecino país y no puede estar con ella por la pandemia, María Cristina fue enfermera neonatóloga (Argentina), ya retirada reparte su tiempo en ambos países, aunque por el Covid está más en Nueva Palmira. Ana María falleció en el 2017, fue una reconocida profesional en Palmira.
En la década del 90 el matrimonio retornó a Uruguay y finalmente en el 2005 en Nueva Palmira donde ya vivía su hija Ana María con la familia.
Al preguntarle cómo fue criar a tres niñas, respondió que “todas las madres siempre tenemos algunos problemas con los chicos cuando van creciendo. Ellos van cambiando y vos te quedás medio estancada en algunas cosas, hay que dejar que ellos se abran a la vida”
Cuando en el 2017 ‘partió’ Ana María-así lo dice Alba manteniendo su voz serena- “creo que fue el dolor máximo que puede sentir una persona. Después de lo de Ana no creo que me pueda suceder algo que me duela tanto como eso. Pero los golpes de la vida no me doblegan. Tengo dos hijas más, mi marido, y nietos, y con la ayuda de Dios sigo adelante, aunque su partida nunca se supera”.
Lo más hermoso de ser madre es “el amor que siento por mis hijas, es algo que no acabará nunca en mí. Es un amor recíproco”.
Por el Día de la Madre, basándonos en su experiencia le preguntamos qué le diría a quienes están comenzando su maternidad. “Hay que separar las épocas -dijo- porque quizá lo que yo diga ahora no sirva para estos tiempos. Personalmente tomé la decisión de no trabajar hasta que mis hijas crecieran un poquito. Es importante que las mamás, si pueden, se queden con sus hijos los primeros cuatro o cinco años, es una etapa en la que el bebé está pegado a vos de una forma extraordinaria, no te podés perder esos momentos hermosos, en que los vas guiando. Yo los viví y no me arrepiento. Hay que sacrificarse un poco. A veces trabajan el padre y la madre para darles todo a sus hijos pero no le dan lo más importante: lo afectivo, la dedicación, y eso no tiene nada que ver con lo material. Tener hijos, criarlos, es hermoso”.

“Lo que me importa es que sean felices”

Raquel Salsamendi, 56 años, actualmente trabaja atendiendo la Casa Parroquial (iglesia católica). A los 27 años fue madre de Santiago que ahora tiene 29 años y es contador, y de Rodrigo de 22 “a mitad de la carrera de Derecho”.
Su primer parto, el de Santiago, fue difícil estuvo dos días internada en el Hospital Palmira hasta que le hicieron cesárea en Carmelo. “Sentí una felicidad nunca antes experimentada cuando nació Santiago. Ser madre fue como un todo. Me despertó la alegría de vivir. Me sentí plena. Fui y soy muy celosa de mis hijos, pero como madre siempre me sentí segura en su crianza, tal vez por eso no dejaba que otros se ocuparan de ellos”, contó a EL ECO mientras estaba en la casa de su mamá acompañándola (Argentina entre Uruguay y Dr. Murguía).
El primero en emigrar fue Santiago a estudiar economía en Montevideo, una experiencia nueva para ambos. “Con Santiago fue más duro, me costó más, y yo trabajaba mucho para que pudiera estudiar. Trabajaba de la mañana a la noche y eso me ayudaba a no pensar. Después cuando él pudo comenzar a trabajar, hasta repartió volantes, personalmente sentí menos presión en la vida, porque siempre me había sentido con muchas obligaciones.
Cuando se fue Rodrigo fue el real proceso del ‘nido vacío’, el sentirse “sola. Para Rodrigo todo fue más fácil porque tenía a Santiago en Montevideo, viven juntos. Es más, cuando eran chicos, y yo trabajaba, Santiago se ocupaba de calentarle la comida a su hermano. Y Rodrigo hasta ahora le hace cartitas al hermano porque siempre estuvo en todo con él. Y me escriben a mí halagándome como madre. Es hermoso. Somos muy unidos los tres. Lo que me importa es que sean felices”.
Por el estudio, trabajo y pandemia “desde enero que no veo a Rodrigo y desde Semana Santa a Santiago. Ellos dijeron que pensaban venir para este día de la madre, pero no sé. Ellos están vacunados, yo todavía no, le tengo cierto respeto a esto de la pandemia”.

“Me parece increíble ser mamá”

Natalia Sandes, 32 años, docente, mamá de Mattiu de 12 años de edad que está cursando primer año de liceo. “Quedé embarazada siendo muy jovencita”, e inicialmente se sintió “como asustada porque no sabía cómo iba a ser como mamá. Y cuando lo tuve en mis manos fue una felicidad absoluta”
Natalia tenía 18 y su pareja 19 años cuando les llegó la noticia de que iban a ser papás. Y ahora Natalia con una amplia sonrisa afirmó: “Mattiu nos cambió la vida por completo. Maduré de golpe. Y verlo crecer, verlo hoy en día, me parece increíble. Nos sentimos muy orgullosos de nuestro hijo porque es muy compañero, muy responsable. Como madre, lo más importante, lo que más quiero, es que nuestro hijo sea una buena persona”
Cuando su embarazo y primeros tiempos de su maternidad “vivimos en casa de mis padres, ellos me ayudaron en todo”. Su mamá tenía en ese entonces también una pequeña, “Camila, mi hermana de dos años”, entonces “prácticamente ambos se criaron juntos, como hermanos”.
Su maternidad no le impidió seguir estudiando. “Comencé magisterio en el 2007, hice primer año completo y en el segundo fue cuando quedé embarazada y seguí estudiando sin problema. Paré cuando llegó el momento de tener a Mattiu”. En el Instituto de Formación Docente de Carmelo “me ayudaron mucho para que pudiera dar antes los parciales”. Tras el parto, “a los 6 meses me reintegré a Magisterio e hice la carrera en los 4 años”, sin perder un año por su embarazo y su tiempo inicial como mamá.
Actualmente es maestra de 5º grado de la Escuela nº 7 de Nueva Palmira, y es muy querida por los alumnos.
Le preguntamos qué cosas repite con su hijo de lo que hacía su mamá cuando ella era niña. “Mamá fue muy sobreprotectora y me doy cuenta que yo también lo soy, tengo miedo de algunas cosas…, en eso me veo reflejada en mamá”.
Sentadas en el living comedor de su casa (Estados Unidos casi Gral. Flores), al mediodía, mientras salía un exquisito aroma a torta recién horneada, le preguntamos cómo vive el Día de la Madre, que este año se celebra mañana domingo en tiempos de pandemia: “personalmente me hace sentir agasajada”, no es un día más en su vida.

- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -

ÚLTIMAS NOTICIAS

SOCIEDAD8 horas atrás

🔑El Pachita se recupera pero aún sufre falencias y no es posible olvidar

Todavía con secuelas en su evolución, Wilson Pachita González va dando pasos cortos pero seguros para su recuperación. Por otro...

SOCIEDAD8 horas atrás

🔑 En Colonia y Carmelo: proyectos urbanos y turísticos que cambiarán las ciudades

Ala Este de Colonia en la playa El Calabrés y un gran Mercado Modelo para la capital; tres torres de...

POLICIALES8 horas atrás

Encontró dinero en un cajero de Carmelo y lo devolvió

Fue a realizar una operación una institución estatal este jueves 10 y vio que “en una de las bandejas” de...

SOCIEDAD10 horas atrás

119 nuevos enfermos y 2 fallecimientos por Covid en el departamento de Colonia

La noche de este viernes 11, la Dirección Nacional de Salud (DDS) Colonia reportó 119 casos nuevos de Covid, por...

NECROLÓGICAS10 horas atrás

Necrológicas – Junio 2021

† MARIO ARTURO AMARILLO JAUREGUI Q.E.P.D. Falleció en la Paz del Señor el 11 de junio de 2021, en Carmelo...

COLUMNISTAS12 horas atrás

Nicolás Bourbaki (n. 1935)

Nicolás nació en Poldavia, era un día de frío, lluvia y viento. (Los inviernos, en esa ignota república, son ventosos...

CULTURA12 horas atrás

Si vuelvo alguna vez 

Por la escritora Ada Vega, columnista de EL ECO. Cuando tuve el primer síntoma no dije nada en casa. Esperé...

SOCIEDAD18 horas atrás

Así es la edición papel de EL ECO de este sábado

Estos son algunos de los temas de la edición de EL ECO de este sábado 12 de junio de 2021....

SOCIEDAD1 día atrás

Susana Giménez debió ser internada a causa del Covid

La noche de este jueves 10 fue trasladada en ambulancia al Sanatorio Cantegril, la estrella argentina, Susanas Giménez, por dificultades...

SOCIEDAD1 día atrás

Apareció el tararirense Javier Lavega

Su familia lo reportó como desparecido el 7 de junio, y volvió a Tarariras este jueves 10, así lo acaba...

MÁS LEÍDAS