Conéctese con Nosotros

SOCIEDAD

Fiscal pide cárcel para 8 militares torturadores entre 1975 y 1977. Lea el informe completo

Publicado

el

Fiscalía Especializada en Crímenes de Lesa Humanidad solicitó el procesamiento con prisión de 8 militares por delitos cometidos entre 1975 y 1977

La Fiscalía Especializada en Crímenes de Lesa Humanidad, a cargo del Fiscal Ricardo Perciballe, solicitó el procesamiento con prisión de ocho militares por delitos cometidos entre 1975 y 1977.

– J.N.G. deberá responder por un delito continuado de violación de domicilio y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos, en concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal).

– J.S.Q. deberá responder por un delito continuado de violación de domicilio y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de libertad y en reiteración real con un delito de atentado violento al pudor y otro de Violación, en estos dos casos conforme a las manifestaciones G.S.S. a fs. 221 y B.R.D.L. a fs. 29 ratificado a fs. 227, respectivamente (arts. 54, 56, 58, 60, 272, 273, 281, 286 y 294 del C. Penal).

– M.J.A.M. deberá responder por un delito continuado de violación de domicilio y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal).

– R.R.S.S. deberá responder por un delito continuado de violación de domicilio y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal).

– M.C.F.F. deberá responder por un delito continuado de violación de domicilio y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de libertad (arts. 56, 58, 60, 286, 286 y 294 del C. Penal).

– M.M.C.S. deberá responder un delito continuado de violación de domicilio y por un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal).

– H.G. deberá responder por un delito continuado de violación de domicilio y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal).

– E.R. se encuentra incurso dos delitos de violación de domicilio y en dos delitos de abuso de autoridad contra los detenidos en concurrencia fuera de la reiteración con dos delitos de privación de libertad, habida cuenta que es sindicado por las personas referenciadas como partícipes en su detención y apremios (arts. 54, 56, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal).

Leer todo el informe:

IUE: 2-109971/2011
JUZGADO: JUZGADO LDO.PENAL 28o To
TIPO: EN DESPACHO
CARÁTULA: M.L.J.
F.F.O.
DENUNCIA
N.o DE ACTUACIÓN:
91
Sra. Juez:
Las presentes actuaciones se iniciaron el 27 de Octubre de 2011, a partir de la
denuncia que dos integrantes de la organización CRYSOL (que nuclea a los
ex presos políticos) efectuara en nombre de algunos de sus afiliados.
El sustrato de la denuncia refiere a los padecimientos que sufrieran en el
Batallón de Infantería No 13 y en el Centro clandestino de detención
denominado “Infierno Grande” o “300 Carlos” quienes fueron trasladados a
dichos lugares.
Dable es resaltar que el centro de detención 300 Carlos funcionaba en las
instalaciones del Servicio de Material y Armamento del Ejército (S.M.A.)
ubicado a los fondos del predio del Batallón de Infantería No 13.
En el primero de los casos, se trata fundamentalmente de jóvenes que de una
forma u otra eran visualizados por los represores como vinculados al
Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (M.L.N.). Estos fueron
detenidos en el año 1972 y llevados al Batallón de Infantería No 13.
En el segundo, se trata de personas que fueron detenidas por su calidad de
militantes sociales y/o políticos y vinculados fundamentalmente al Partido por
la Victoria del Pueblo (P.V.P). En éste caso los operativos fueron realizados
entre los años 1975 y 1976 y su detención y torturas se efectuaron en el centro
de detención clandestino denominado “300 Carlos” que como ya se señalara
se encontraba ubicado en el predio del Batallón de Infantería No 13. (fs. 2 a
1181)
Con posterioridad a ello, el día 2 de Mayo de 2012 los denunciantes
ampliaron la denuncia con otras personas que fueron víctimas de torturas en el
centro clandestino de detención 300 Carlos, entre los años 1975 a 1978. En
algunos casos por su militancia sindical o estudiantil y su pertenencia al
Partido Comunista del Uruguay (P.C.U.) o al P.V.P. (fs. 433 a 459)
La dinámica utilizada en todos los casos fue muy similar.
Una vez obtenido un dato (generalmente alcanzado mediante apremios físicos
a otros detenidos) que cierta persona pudiera estar vinculada a una
organización social o política de las perseguidas, se iba tras ella.
Generalmente la detención se realizaba en los domicilios de las personas y en
la noche, por los que se irrumpía en forma violenta en los mismos.
En ocasiones, cuando el buscado no se encontraba en su domicilio, se dejaba
en el lugar una “ratonera”. Ello consistía en tomar la casa por asalto, privar de
libertad a las personas que se hallaban en la misma (generalmente parientes) y
esperar dentro la llegada del presunto involucrado.
Una vez producida la detención, se procedía al “encapuchamiento”, es decir a
colocarle una capucha o una venda en los ojos, para que la persona
desconociera el lugar a la que era trasladada.
Llegado al lugar de detención, comenzaban las sesiones de torturas para
obtener la confesión del detenido y/o para que el mismo aportara el nombre de
otras personas vinculadas a su organización.
Obtenida la confesión, y con las declaraciones de otros detenidos también
arrancada bajo tormentos, se procedía a poner a la persona a disposición de la
“Justicia Militar” . Ínterin, la persona es trasladada a otro centro de detención
(clandestino o no) para luego ser alojada en los Penales de Punta de Rieles
(E.M.R.2) a las mujeres y de Libertad (E.M.R. 1) a los hombres donde en
definitiva cumplían su condena.
Las torturas que se realizaban en distintas sesiones y por un prolongado
tiempo consistían en:
a.- “plantón” es decir obligar a los detenidos a estar parados en una posición
por largas horas con las piernas abiertas y brazos extendidos, en ocasiones con
libros en las manos.
b.- golpizas en todo el cuerpo, así como cuando no cumplían con el plantón.
c.- picana eléctrica (pasaje de corriente) en todo el cuerpo y en especial en los
genitales.
d.- submarino húmedo (en agua y/o en agua con excrementos) y seco
2mediante sofocamiento por medio de una bolsa de nylon.
e.- colgamientos de los brazos hacia atrás por largos períodos de tiempo.
f.- “teléfono” (fuertes golpes al mismo tiempo en ambos oídos)
g.- “caballete” se coloca al detenido sobre un caballete sin que éste pueda
alcanzar el piso.
h.- diversos abusos sexuales, desde la desnudez, a los manoseos y hasta la
violación.
A partir de tales denuncias, se efectuó la instrucción de rigor y de la misma se
pudo constatar lo siguiente:
A.- Víctimas en el Batallón de Infantería No 13
1.- O.B.F.F., fue detenida en su domicilio sito en XXXXX junto a su
compañero J.L.M., el 11 de Junio de 1972. Una vez ello, fue trasladada al
Batallón de Infantería No 13, donde fue sometida a diversos apremios físicos.
Al llegar, tras ser encapuchada, fue puesta de plantón por largas horas y por
un lapso de 10 días, en tanto frente al desfallecimiento era sometida a diversos
golpes para que volviera a pararse. Dichos padecimientos eran alternados con
sesiones de picana eléctrica y submarino.
En su caso, fue detenida e interrogada por su militancia gremial y política,
desde que pertenecía al Sindicato del Hospital de Clínicas, así como al M.LN.
Como consecuencia de su detención fue sometida a la “Justicia Militar” y
liberada a fines de Marzo de 1984. (fs. 4, 5 y 193 a 195)
Entre los que participaron en sus padecimientos mencionó a “A.M. lo vi
en un momento en que se fue el comandante de la unidad” … “Después
había dos oficiales que por la voz los reconocíamos que a uno le decíamos
Aquaman que era F. y el otro R.S., los dos eran capitanes. El teniente G. y C..
F., que también hacía de Juez, a esos los conocíamos y los reconocíamos por
la voz…” (fs. 193 in fine y 193 vto.)
32.- L.B.R. fue detenido en su domicilio de la calle XXXX a mediados de Julio
de 1972 y trasladado al Batallón de Infantería No 13.
En dicho lugar, es interrogado sobre su vinculación política, al tiempo que
introducen su cabeza en un tacho con agua en reiteradas ocasiones. Con
posterioridad a tales interrogatorios bajo apremios físicos, es sometido a
largos plantones y golpizas por varios días.
A consecuencia de los suplicios irrogados, le produjeron hematomas,
hemorragias y perforación de tímpanos, por lo que el médico de la unidad Dr.
J.J.M., dio la orden que lo trasladen al Hospital militar.
B. militaba en el gremio de la facultad de Derecho y pertenecía al sector
frenteamplista Movimiento 26 de Marzo. Por ello, fue sometido a la
“Justicia Militar” y procesado por Asistencia a la Asociación, permaneciendo
recluido por 13 meses. (fs. 11 a 14, 196 y 197)
En su denuncia, menciona a diversos oficiales como responsables en los
malos tratos. A saber, al Teniente Coronel Z., al Teniente G., el Capitán M.,
el Mayor A.L., el Mayor G.C.C., el Capitán M.F., el Capitán M.C.S., el
Capitán E.F., el Capitán C.P., el Teniente G., el Alférez T. y A.V. Empero,
en sus declaraciones en sede judicial ante la pregunta a quien puede
identificar como partícipe de sus maltratos puntualizó “Hay dos seguro
porque los vi. Uno el Tte. G. porque me levanta de
una patada que estaba tirado en un colchón” …. “Lo mismo me pasa por un
conjunto de asociaciones con A.” (fs. 196 vto) “A G. yo lo veo al momento
del apremio y luego cuando lo veo nuevamente cuando pasa por la
Barraca” (fs. 197) … “Y A. se presentó ante mí como el Mayor A.
cuando yo estaba solo…” (fs. 197)
3.- W.H.G.Z. fue detenido junto a su cónyuge en su domicilio de la calle
XXXX, el día 11 de Julio de 1972. Tras ello, son encapuchados y llevados al
Batallón de Infantería No 13.
Al llegar fue puesto de plantón por largas horas y sometido a golpizas
mientras esperaba ser interrogado. Posteriormente comenzaron las sesiones de
interrogatorios mediante la aplicación de picana eléctrica y de submarino, a
los efectos de que confesara su vinculación política y el nombre de otros
integrantes de la organización.
4G. era dirigente gremial de UTU y se había integrado dos meses antes de su
detención al Movimiento 26 de Marzo. Como consecuencia de ello, fue
sometido a la “Justicia Militar”, donde fue procesado por el delito de atentado
a la constitución en grado de conspiración y recluido en el Penal de Libertad
hasta Julio de 1974. (fs. 10, 198 y 199)
Respecto a los responsables de los apremios manifestó, “El Jefe del cuartel
era Z., estoy casi seguro que él no estuvo en la tortura del caso mío. A.
que era Mayor, F. que le decíamos el yanqui porque era rubio de lentes
negros y le gustaba que le dijéramos así, también le decíamos Aquaman.
También G. que me movió bastante. También C., que estaba en el
momento que el médico decide que me internaran…” (fs. 198 vto.) … “El
otro que golpeaba era el que hacía después de Juez Sumariante, F. el
también maltrataba” (fs. 199) Y finalmente señaló “Una vez A. y C.
relataban como habían violado a una compañera, diciendo que la petisita
estaba muy rica, al principio se resistió y que luego le gustó” (fs. 199)
4.- W.S.S.I. fue detenido en su domicilio de la calle XXXX en la
madrugada del 2 de agosto de 1972 y trasladado al Batallón de Infantería No
13.
En dicha unidad, fue sometido a plantones por largas horas y días, así como a
golpizas. Al tiempo que al ser sometido a interrogatorio fue objeto de
submarino seco y húmedo, así como a picana eléctrica.
S. hacía 6 meses que integraba un Comando de Apoyo Tupamaro (C.A.T) y
su tarea era la de realizar propaganda en favor del M.L.N. tales como
volanteadas, pintadas de paredes etc. Como consecuencia de ello fue sometido
a la “Justicia Militar”, condenado por Asistencia a la Asociación y recluido en
el Penal de Libertad hasta Julio de 1974. (fs. 6 a 9, 200 y 201)
Respecto a los responsables en su detención y padecimientos señaló “Las dos
personas que más tuvieron relación con la tortura hacia mí, que son F.
(Aquaman), R.G. directamente son los que me detienen en mi
5casa, los veo, después al estar encapuchado escucho sus voces y son los que
me preguntan …” (fs. 200) Asimismo en el marco de sus declaraciones
también menciona al Mayor A. y al oficial G.” De igual forma en su
denuncia sindica como responsables de los malos tratos al Teniente
Coronel J.A.Z., y el Mayor M.J.A.M. (Jefe y 2o Jefe respectivamente)
los Capitanes, G., G. y E.F., hasta los tenientes M.F.M., R.G. y G., los
Alferez, M.C.S. y otro conocido como “el T.”, hasta el médico de la
unidad Dr. J.J.M.(fs. 7)
5.-M.C.M.B., estando embarazada de 5 meses, fue detenida en el cine
central de la ciudad de Libertad, junto a su cónyuge F.P., el día 25 de
Agosto de 1972.
Una vez ello, les vendaron los ojos y fueron trasladados al Batallón de
Infantería N.o 13. En el lugar M. fue puesta de plantón por largas horas y
sometida a golpizas cuando no cumplía con aquél. Amén de haber sido
manoseada, también fue amenazada con aplicarle picana eléctrica. Durante su
estadía en dicha unidad militar, no fue controlado su embarazo y solo la vio
un médico al momento del parto que ocurrió el día 20 de Enero de 1973
Como consecuencia de su detención y al pertenecer al M.L.N. fue sometida a
la “Justicia Militar” por lo que fue procesada por asociación para delinquir y
atentado a la constitución, recuperando su libertad el día 28 de Septiembre de
1978. (fs. 2, 3 y 202 a 205)
En su denuncia mencionó a “el capitán M.F. y capitán R.S.” (fs. 2) como
quienes la interrogaron. En tanto en sede judicial al ser interrogada al respecto
señaló “Eran los capitanes de inteligencia del ejército. Ellos estuvieron entre
los que me pincharon las nalgas y me golpearon. No recuerdo que
estuviera G. en la sesiones de tortura. Supongo por determinadas
características de su personalidad, por ejemplo su efusividad,
verbalización, su histrionismo, que G. sí era una de las personas que
participaba de esos interrogatorios. Más allá de esto, indudablemente había
gente, y yo puedo tener duda si el Tte. Coronel S. conocía todos los
detalles, sí estaba el mayor A., un tipo macabro y ese si sabía lo que estaba
sucediendo…” (fs. 203 vto.) En tanto más adelante destacó, “Quería dejar
manifiesto que yo he hecho memoria, ya que al no haber participado
algunos oficiales de los interrogatorios, yo recuerdo nombres de quienes
6estaban en el cuartel en aquel entonces; el Alferez T., un Capitan G.,
C. en ese entonces Capitán, capitán F. que fue el Juez sumariante del
cuartel, F. o F. que le decíamos aquaman porque era el especialista en
tacho …” (fs. 205)
6.- F.R.P.R. fue detenido junto a su cónyuge M.M. el 25 de Agosto de
1975 y trasladado al Batallón de Infantería
N.o 13.
En dicha unidad fue sometido a plantón, golpizas, picana eléctrica y
submarino en un tacho con agua, al tiempo que era interrogado por su
pertenencia al M.LN.
Tras su detención y apremios físicos fue pasado a la “Justicia Militar” donde
fue procesado por el delito de Asociación subversiva y coautoría de rapiña
recuperando su libertad el día 15 de agosto de 1984. (fs. 15, 16, 206 y 207)
En lo que refiere a los responsables de sus apremios señaló “El jefe del cuartel
era el Tte Coronel Z., el segundo el Mayor A. los dos oficiales que
recuerdo que hayan participado F. y S. hablaban conmigo a cara descubierta
… (fs. 206 vto) y más adelante al preguntarle en concreto sobre quienes
participaron en los apremios reiteró “No los puedo individualizar.
F. y S. se que estuvieron presentes, ya que temas que mencionaron en la
conversación fue de cosas que me preguntaron en la tortura, tengo
convicción que estaban por las cosas que les oí decir pero no los vi. Escuche
otros nombres G. y T. …” (fs. 206 vto. in fine y 207) Finalmente al ser
interrogado sobre los S2 expresó “Me salen dos nombres F. y G.” (fs. 207)
7.- J.L.M.B. fue detenido junto a su compañera O.B.F. el día 11 de Julio
de 1972.
Una vez ello es trasladado encapuchado al Batallón de Infantería N.o 13 en
donde es sometido a diversos tormentos. En efecto, en el lugar fue puesto de
plantón por largas horas y le irrogaron diversas golpizas, entre ellas la técnica
7del teléfono (golpes en ambos tímpanos al mismo tiempo) así como la
aplicación de submarino. Todo ello bajo interrogatorio sobre su supuesto
vínculo con el M.L.N.
Pese a que se lo vinculaba con el M.L.N. M. era solo militante estudiantil en
UTU. No obstante ello, como consecuencia de la detención y posterior
tormentos fue sometido a la “Justicia Militar” en donde fue condenado por
asociación para delinquir obteniendo su libertad en Julio de 1974. (fs. 17, 18,
208 y 209)
En cuanto a los responsables de los apremios señaló “Asociamos las voces
después, a mi casa fueron G. y S. que le decían tortuga o ñato.
Ellos fueron los que nos llevaron y nos detuvieron” …. “Mientras estábamos
en el plantón G. pasaba y nos pegaba en el estomago” … “Hay cinco oficiales
que fueron de notoriedad que tuve contacto. F., A., Z. Ctan S., G., S..
Después escuche por otros compañeros otros nombres, Alferez T….
“ (fs. 208 vto.) Finalmente manifestó “El Mayor A. era un gran sádico
y los domingos en particular, como era el comandante, llamaba a
declarar a presos y los torturaba” (fs. 209)
8.- A fs. 210 se presentó V.E. a ratificar la denuncia de fs. 19 donde se
puso en conocimiento de la Sede la situación de M.A.R.C., detenido en el
año 1972 y trasladado al Batallón de Infantería No 13 y que posteriormente a
su liberación desapareciera en Buenos Aires Argentina el día 24 de
Diciembre de 1977.
Si bien en la denuncia se aportaron testigos de su detención, lo cierto es que
en su mayoría no fueron citados a declarar. Salvo H.G.Z. que compareció
en calidad de denunciante, quien no mencionó a R. en su denuncia de
fs. 10, así como tampoco en sus declaraciones de fs. 198 y 199 en donde dable
es señalar que no se le interrogó al respecto.
9.- J.M.S.M. de 18 años, fue detenido junto a sus hermanos, el día 2 de Julio
de 1972 y trasladado al Comando General del Ejército.
En dicho comando, fue sometido a submarino, amenazado con ser abusado
sexualmente e interrogado por su vinculación al M.L.N.
Con posterioridad a ello, fue trasladado en depósito al Batallón de Infantería
No 13, donde no le dispensaron malos tratos.
Desconoce quién pudo haberle infligido los tormentos que refiere, en tanto
8que fue puesto a disposición de la “Justicia Militar” y trasladado en definitiva
al Penal de Libertad, recuperando su libertad en el año 1974. (fs. 21 y 211 a
215)
B.- Victimas en el “300 Carlos” o “Infierno Grande”
1.- F.F.N. fue detenido en su casa en la madrugada del día 8 de Octubre de
1976 por personal de las fuerzas conjuntas a cargo de J.S. y C.B.
(fallecido ver fs.941)
Una vez ello, fue trasladado al “300 Carlos” donde fue sometido a
interrogatorio y a diversos tormentos en virtud de su pertenencia al P.V.P. Allí
fue objeto de plantones por largas horas y días, así como de colgamientos,
golpizas, caballete, submarino y picana eléctrica.
En el “300 Carlos” estuvo detenido hasta fines de Noviembre de 1976, donde
fue trasladado al Regimiento de Caballería No 9 en donde permaneció hasta
Noviembre de 1977. Luego de ello fue trasladado al Penal de Libertad donde
fue liberado el día 15 de Abril de 1983. (fs. 22 y 214 a 220)
En cuanto a los represores manifestó “Las tres personas que yo identifico son
S. y C. como militares y B. que era policía” (fs. 217)
2.- G.S.S. de 19 años fue detenida en su domicilio de la calle XXXX en la
madrugada del día 7 de Septiembre de 1976 junto a su madre H.S.S.
Una vez ello fue trasladada al “300 Carlos” por su supuesta vinculación al
P.V.P, donde fue interrogada y sometida a diversos apremios físicos, a los
efectos de que admitiera su responsabilidad y los vínculos que mantenía con
otros integrantes de dicha organización, en especial con E.Q. Ni en su
denuncia, ni en sus declaraciones detalla los tormentos padecidos. Al
respecto señaló “Durante la tortura fui desnudada y abusada sexualmente,
recuerdo una vez, porque la mayor parte del tiempo estaba inconsciente” (fs.
221)
Como consecuencia de su detención y reconocimiento bajo tortura de sus
9vínculos con el P.V.P. fue puesta a disposición de la “Justicia Militar” y
trasladada al Penal de Punta de Rieles donde permaneció tres años y tres
meses. (fs. 25, 26 y 221 a 223)
En lo que refiere a los responsables de sus tormentos señaló “Sí reconocí a
J.Silveira., identificado como oscar 7, y en el interrogatorio participaron
oscar 1 y otros oficiales, eran todos de la OCOA. S. lo reconozco, lo vi
frente a frente, yo tenía miedo de verlo y que me matara, él me sacó la venda
y me dijo que esto era una guerra y él estaba de un lado y yo de otro” (fs. 222)
3.- J.J.B.D.S.M. fue detenido en su domicilio de la calle XXXX el día 5
de Octubre de 1976 y trasladado al centro clandestino de detención
“300 Carlos”.
Una vez en dicho centro fue objeto de diversos tormentos, como ser plantones
por largas horas y días, golpizas, picana eléctrica y colgamientos. Al tiempo
que era interrogado por su militancia en la Asociación de Estudiantes de
Medicina (A.E.M.) y en el P.V.P.
Tras su pasaje por el “300 Carlos fue trasladado a Regimiento de Caballería
No 9 y luego al Penal de Libertad.
Como consecuencia de su detención y reconocimiento bajo tortura de su
vinculación al PVP, fue puesto a disposición de la “Justicia Militar” y a la
postre privado de su libertad hasta el día 3 de Agosto de 1984. (fs. 50, 51 y
224 a 226)
En lo que respecta a los represores expresó “En el momento en que entran no
sabía quienes era, ni tampoco en las primeras etapas de los apremios. Se
identificaban por oscar 2 y oscar 7, ellos fueron los principales
interrogadores” … “con el tiempo a posteriori viendo las fotos, tengo plena
certeza de que eran G., como oscar 2 y S. como oscar 7” (fs. 225)
4.- B.R.D.L.C. fue detenida en su casa, donde habían montado una
“ratonera” y mantenidos privados de su libertad a su madre y hermano, el
día 5 de Octubre de 1976. En el operativo actuaron S., G. y C.
Una vez ello, fue trasladada al “300 Carlos” donde fue objeto de diversos
suplicios por su militancia gremial en la A.E. M. y su vinculación política al
P.V.P. En dicho lugar fue sometida a largos plantones por horas y días, a
picana eléctrica (principalmente en mamas y genitales) colgamientos,
submarinos y aún a abuso sexual.
10Tras su pasaje por el “300 Carlos fue derivada al Cuartel de Artillería del Km
14 de Camino Maldonado hasta Febrero de 1977 y luego de ello, al Penal de
Punta de Rieles.
Como consecuencia de su detención y reconocimiento de su militancia bajo
tormentos, fue puesta a disposición de la “Justicia Militar” en donde le
tipificaron asociación subversiva y atentado a la constitución en grado de
conspiración por lo que se mantuvo recluida hasta 5 de Abril de 1984. (fs. 28,
29,227 y 228).
En lo que refiere a los responsables de sus suplicios señaló “Siempre había
varias personas y siempre llegaba un “salvador”. En mi caso, “el bueno”
siempre fue el Pajarito, pero también el violador” (fs. 29 ratificado a fs. 227)
En tanto en sede judicial ante la pregunta de quienes la apremiaron manifestó:
“Sí, los tres participaron, S., G. y C., había más pero no se los nombres.
Ellos se llamaban por los apodos. Yo jamás recuerdo caras a largo plazo,
pero con las voces soy buena, recordé las voces y las caras de quienes me
detuvieron, y que resultan ser las mismas que intervenían en los apremios.
En el caso de S., que subía estando solo, él me desvendaba.” (fs. 227 in fine
y 227 vto.)
5.- J.A.R. fue detenido en su domicilio en la madrugada del 27 de Junio de
1976 y trasladado al centro de detención clandestino “300 Carlos”.
Una vez en el lugar fue sometido a distintos tormentos entre los que se
destacan los plantones, las golpizas, el submarino y los colgamientos.
Concomitantemente a ello era interrogado respecto a sus posibles vínculos
con el PVP y sus viajes a la Argentina.
Con posterioridad a su detención y padecimientos en el 300 Carlos, fue
trasladado al Batallón de Artillería 5o y luego al Penal de Libertad. de donde
fue liberado en Septiembre de 1984.
Al ser interrogado respecto de los responsables de sus tormentos manifestó
“Recuerdo que participaron G.V. que habló conmigo, el hizo
11referencia al Olimar que trabajaba en el cuartel….” “…además el fue uno de
los que fue a casa con S. y con C., eran varios. Yo aseguro que G.V.es
G.V. porque lo asocio y además el pasó por la puerta de casa después de haber
salido de estar preso, yo lo veo en la calle y lo asocio. A C. y S. por las fotos
que salieron de ellos, y los dos son de Artillería y yo estaba en el 5o de
Artillería, y que ellos me fueron a buscar, que me quería llevar de vuelta al
300 Carlos…” (fs. 229 vto.)
6.- G.L.M.M. fue detenido el 6 de Octubre de 1976 en su trabajo en la
empresa O.
Una vez ello, fue trasladado al 300 Carlos donde fue interrogado por su
militancia gremial en la Facultad de Medicina y por su vínculo político con el
P.V.P.
En dicho centro fue sometido entre otros tormentos a largos plantones, a
golpizas y a colgamientos que se intercalaban con los interrogatorios.
Como consecuencia de ello, fue puesto a disposición de la “Justicia Militar” y
recién recuperó su libertad en Enero de 1983. (fs. 33, 34 231 y 232)
En cuanto a los responsables de su detención y apremios físicos expresó “ …
si nos situamos en la época en que estuve detenido en el 300 Carlos, la única
relación con una persona concreta es la que puedo hacer con respecto a
S. ello por cuanto logré asociar la voz y la cara de una de las personas que
me detuvo con la voz de la misma persona que interviene en la práctica de la
tortura …” (fs. 231)
7.- R.L.R. fue detenido en su domicilio en la noche del 13 de Diciembre de
1976 y trasladado al centro de detención 300 Carlos.
En dicho centro fue interrogado y sometido a diversos apremios físicos por su
militancia en el año 1971 en el MLN y el presunto vínculo que un grupo de
sus allegados mantenía con el P.V.P. Por tal motivo fue sometido entre otros
apremios a plantones, golpizas y colgamientos, así como otros que no desea
relatar. Al respecto manifestó “Asimismo sufrí otros apremios que prefiero no
ahondar en detalles…” (fs. 234)
En virtud de lo anterior, fue juzgado por la “Justicia Militar” y recuperó su
libertad a fines de 1984. (fs. 35, 233 y 234)
Al ser interrogado respecto a los responsables de los apremios manifestó a la
Sede “E.R. que fue las persona que me detuvo a mi y luego me interrogo
en el centro de detención. Si bien no se presentó con nombre al
12momento de la detención, en el año 1985 se presentaron denuncias
acompañadas de fotos, donde lo reconocí sin lugar a dudas…” (fs. 233 vto.)
8.- J.P.C.F. fue detenido el 22 de Julio de 1976 en la calle XXXX.
Tras su detención fue trasladado al 300 Carlos por su anterior pertenencia a la
Resistencia Obrero Estudiantil (R.O.E.) y al actual vínculo al P.V.P. y sus
actividades en Argentina. En dicho centro fue interrogado y sometido a
diversos suplicios como plantones, golpizas, colgamientos, caballete, picana
eléctrica y submarino como forma que aceptara su participación en dichos
grupos y brinde el nombre de otros integrantes.
A partir de sus declaraciones bajo tortura, fue condenado por la “Justicia
Militar” por el delito de asociación para delinquir, atentado a la constitución y
uso de certificado falso. Por tal motivo se mantuvo en reclusión hasta 11 de
Agosto de 1984. (fs. 36, 37 y 235)
Respecto a sus represores no pudo identificar a nadie en concreto, en tanto
que en su denuncia refirió “El personal a cargo de los interrogatorios y
torturas se identificaban por seudónimos; Oscar 1 y Oscar 2, Siete Sierra,
Indian yanqui (o parecido) (fs. 37)
9.- R.O.S.D. fue detenido en su domicilio de la calle XXXX en la madrugada
del día 27 de Mayo de 1976.
Una vez ello fue trasladado al 300 Carlos donde fue interrogado y sometido a
diversos apremios físicos por su militancia sindical y su pertenencia a la
R.O.E. Así fue objeto de plantones, colgamientos, submarino (húmedo y seco)
picana eléctrica y colgamientos.
Luego de su estadía en el 300 Carlos fue derivado al Batallón de Caballería 9o,
luego al 4o de Caballería y posteriormente al Penal de Libertad. Empero, se
desconoce cuando obtuvo su libertad. (fs. 38, 39 y 236 a 239)
En cuanto a los responsables de los apremios declaró “Supe que S.
estuvo ahí, nos había torturado a todos” (fs. 236) “Todos intervenían pero no
13los puedo individualizar. Tanto me insistieron con que tenía que identificar a
alguien perteneciente a la ROE, ese era S….” En tanto, con posterioridad al
ser interrogado sobre el apodo de S. señaló “No sé 7 sierras, no estoy
seguro” (fs. 238)
10.- E.L.L.G. fue detenido en horas de la madrugada en su casa de la calle
XXXX el día 6 de Septiembre de 1976.
Tras su detención fue trasladado al 300 Carlos, donde fue interrogado y
sometido a plantón, golpizas, caballete, submarino (húmedo y seco) picana
eléctrica y colgamiento por su presunta vinculación con el P.V.P.
Como consecuencia de la detención y los apremios recibidos fue puesto a
disposición de la “Justicia Militar” que le tipificó el delito de Atentado a la
Constitución en el grado de conspiración. Recuperó su libertad en Diciembre
de 1981. (fs. 44, 45 y 240)
Al ser interrogado sobre sus represores manifestó “El caso es que estuve todo
el tiempo con capucha y con venda, yo lo que escuche que a alguien le decían
siete sierra y Oscar 1” (fs. 240 vto.) Y más adelante reiteró “Al final Oscar 1
dijo esto se terminó, poné una firma acá y el otros siete sierra vino con un
palo muy duro a pegarme” (f. 240 vto.)
11.- J.C.P.L. fue detenido en diversas ocasiones por su militancia
sindical en la Asociación de empleados de UTE (AUTE). Empero, el 16 de
Diciembre de 1975 fue nuevamente detenido y trasladado al 300 Carlos.
En dicho centro fue interrogado sobre su militancia sindical, y sometido a
plantones, submarino, picana eléctrica, golpizas y colgamientos. En tanto fue
liberado el día 23 de Septiembre de 1976. (fs. 40, 41, 242 y 243)
En su denuncia menciona como sus represores a G. y S. (fs. 41) empero, al
ser interrogado en Sede judicial sobre los responsables de los apremios
declaró “La cara no se las podía ver, pero en el caso de S., el se hacía llamar
Capitan S., después se identificaban como por Oscar 1 a 7, eran dos siempre
los que interrogaban, no interrogaban al azar, para mí por una ficha
determinada, para mi Oscar 7 era S., el otro no sé quien era…” (fs. 242 vto.)
12.-A.G.F. fue detenido en el domicilio de sus padres en
14la madrugada del día 14 de Diciembre de 1976 y trasladado al 300 Carlos.
Una vez en dicho centro fue sometido a interrogatorio y a diversos tormentos
como colgamientos, golpizas, caballete y submarino.
Con posterioridad a tales interrogatorios y apremios, fue trasladado al 9o de
Caballería y puesto a disposición de la “Justicia Militar” recuperando su
libertad el día 24 de Septiembre de 1980. (fs. 42, 43 y 244)
En lo que refiere a los responsables de su detención y torturas expresó “Puedo
identificar a R. porque lo vi posteriormente en la prensa y ya era canoso en
aquella época”. (fs. 244)
13.- D.B.C.P., que se encontraba en avanzado estado de gravidez, fue
detenida en su domicilio, junto a su cónyuge R.C., en la noche del día 7 de
Noviembre de 1975.
Tras ello, fueron llevados encapuchados al 300 Carlos. En el lugar fue puesta
de plantón, empero al cabo de 17 horas recuperó su libertad.
Su cónyuge (hoy fallecido) que era un militante de AUTE y del Partido
Comunista (P.C.U) con posterioridad a ello fue trasladado al FUSNA donde
estuvo detenido hasta julio de 1977.
Tanto en su denuncia como en sus declaraciones no mencionó quienes
participaron de su detención. (fs. 47 a 49 y 247)
14.- M.R.A.B. fue detenido en su lugar de trabajo el día 28 de Enero de 1976
y trasladado al 300 Carlos.
En dicho lugar fue interrogado por su militancia sindical y su pertenecía al
P.C.U. así como sometido entre otras torturas a plantones, colgamientos y
submarino.
Con posterioridad a ello fue trasladado al cuartel de La Paloma en el cerro
donde estuvo detenido hasta el 29 de Septiembre de 1976. (fs. 46, 248 y 249)
En su denuncia refirió que ”El oficial que me torturaba era el integrante de la
OCOA J.S., más conocido por los alias de Pajarito y Siete Sierras” (fs. 46)
En tanto, al ser interrogado en la Sede judicial como puede identificar
15al denunciado declaró: “ El Sr. S. me fue a detener, me depositó en los
cuernos de Batlle, en un Jeep, de ahí me llevaron al 300 Carlos y al rato llegó
S., me pusieron de plantón” … “Luego me llevaron a hacer submarino, me
llevó a ver una muchacha que decía que me denunciaba, me la muestra
personalmente estaba llorando, con la falta de aire le dije que no la conocía
…” (fs. 248 vto.) Al final de sus manifestaciones reiteró “Recuerdo también
que tenían apodos, yo me enteré que 7 sierras era S. Cada tanto me decía
estando en el plantón, que de ahí yo iba a salir loco y que si querían, ellos
me iban a matar” (fs. 249)
15.- E.N.R.L. fue detenida en su casa de la calle XXXX, junto a su pareja
N.R. en la madrugada del día 26 de Julio de 1976.
Una vez ello, fueron llevados al centro de detención clandestino 300 Carlos en
donde le fue adjudicado el No 2554 y sometida a interrogatorio y a diversos
tormentos. Entre las torturas físicas fue objeto de plantones, encapuchamiento,
golpes y colgamiento, en tanto que en lo psicológico amén de su desnudez) en
mostrarle a su compañero en las sesiones de tortura con convulsiones. La
intención de los apremios e interrogatorios era que aceptara su vinculación al
P.V.P. así como para que mencionara otros integrantes de dicho partido. Con
posterioridad a su pasaje por el 300 Carlos, fue trasladada en septiembre del
mismo año al 6o de Caballería y luego al Penal de Punta de Rieles. En
definitiva estuvo privada de su libertad por seis años y seis meses. (fs. 435,
436 y 768 a 775)
Al ser interrogada sobre los responsables de su detención y apremios físicos
declaró ante la Sede “…identifico a J.S., él fue a mi casa, me mantuvo
colgada, era quien se me acercaba a interrogarme. Yo lo reconozco porque
fue a mi casa a cara descubierta, y luego lo reconocía por la voz” (fs. 770 n
fine y 770 vto.)
16.- N.C.R.T. fue detenido también en la madrugada del 26 de Julio de
1976 y trasladado junto a su pareja E.R. al 300 Carlos.
En dicho lugar le fue adjudicado el No 2552 y sometido a interrogatorio y a
los más graves apremios físicos por su militancia sindical en la fábrica
FUNSA y su pertenencia al P.V.P. Entre los apremios físicos recibidos fue
16objeto de plantones, colgadas y caballete y en lo psicológico por la presencia
de su compañera en dicho centro y su destino final.
En esas condiciones fue mantenido hasta Noviembre de 1976 en que fue
trasladado al 4o de Caballería, luego en Marzo de 1977 al 9o de Caballería y en
Mayo del mismo año al Penal de Libertad. En definitiva, como fruto de su
detención e interrogatorio bajo apremios físicos se mantuvo privado de su
libertad hasta Enero de 1980. (fs. 437, 438 y 776 a 780)
Al ser interrogado sobre los responsables de su detención manifestó ante la
Sede “Yo no los conocía, se presentaron como Fuerzas Conjuntas, eran tres
personas de particular, pero luego los vi en las fotos, en la televisión, ahí es
cuando los reconocí, a G., a C. y a S., eran cuatro personas que fueron, pero
al cuarto no lo vi” (fs.777 vto.)
17.- J.C.G.P. fue detenido en su casa junto a su compañera S.R., en la
madrugada del día 7 de Septiembre de 1976.
Una vez ello, fueron atados y encapuchados y trasladado al 300 Carlos donde
fueron objeto de interrogatorio y diversos apremios físicos. Los motivos, su
militancia sindical en el gremio de la bebida y su presunta vinculación al
P.V.P. por lo que fue sometido a plantones, submarino y a colgamientos por
un período de 15 días.
Su pareja fue liberada a los tres días de su detención, empero, G. luego de su
pasaje por el 300 Carlos, fue trasladado al 5o de Artillería donde
permaneció aproximadamente un año, luego al 1o de Artillería y finalmente al
Penal de Libertad. En total estuvo privado de su libertad por seis años. (fs.
441,442 y 781 a 783).
Al ser interrogado respecto de los responsables de sus tormentos señaló “No
vi a nadie. No puedo identificar a nadie, yo estaba vendado, y además han
sido momentos que he tratado de olvidar. No recuerdo ninguna cara, ni
nombres ya que se llamaban por Oscar 1, 2.” (fs. 782)
18.- A.C.F. fue detenido en más de una ocasión, empero en lo
17que nos compete lo fue el 30 de Junio de 1981, por personal del Departamento
de Información e Inteligencia cuando llegaba a una reunión en la calle XXXX.
Tras ello, fue llevado a la sede de Inteligencia en Maldonado y Paraguay
donde es interrogado bajo tortura (plantones, submarino mojado y seco,
picana y colgamiento) por su pertenencia al P.C.U. y su participación en la
impresión del periódico clandestino “Carta” distribuido por dicho Partido.
A los dos meses de su permanencia en Información e Inteligencia, fue
trasladado al 300 Carlos donde nuevamente es sometido a interrogatorio y
torturas en similares términos, empero, los apremios fueron aún más crueles.
En dicho lugar y bajo tales condiciones permaneció entre un mes o dos.
Con posterioridad a ello fue trasladado al centro clandestino de detención “La
Tablada” donde también fue objeto de apremios y se lo retuvo hasta enero de
1982 en que fue trasladado al Penal de Libertad. En definitiva recuperó su
libertad el 10 de Marzo de 1985 con la Ley de Amnistía para presos políticos.
(fs. 439, 440 y 784 a 788)
En lo que refiere a los responsables de sus apremios manifestó “Si estuve en
La Tablada, donde solamente pude reconocer a A.R., porque dijo ser tal,
además él me conocía porque habíamos militado juntos por el Partido
Comunista” (fs. 785 vto.)
19.- M.N.D.N.P. denunció haber sido detenido en Buenos Aires el 1o de
Diciembre de 1975 y trasladado a Uruguay. Una vez aquí, fue llevado al
centro de detención clandestino “300 Carlos R” o “Infierno chico” que es una
casa en la rambla de Punta Gorda. Allí es sometido a interrogatorio y a
apremios físicos por su actividad sindical en Buenos Aires y su
pertenencia al M.L.N. .
Con posterioridad a ello, es trasladado al 300 Carlos donde según sus dichos
“no fui torturado para sacarme información, sino que estaba en el apremio
psicológico de estar ahí en el medio de tanta tortura” (fs. 791)
Con posterioridad a su pasaje por el 300 Carlos es trasladado al 9o de
Caballería hasta Junio de 1977 y luego al Penal de Libertad donde recobra su
libertad en Noviembre de 1983. (fs. 451, 452 y 786 a 792)
En lo que refiere a los responsables de su detención traslado y apremios
físicos mencionó “El que me recibió en Buenos Aires en aeroparque la
primera vez fue G. que se dio a conocer que le decían el pibe sirena, todo
el personal de oficial y subalternos tenía un código que empezaba con 3 y G.
era el 302” (fs. 786 y 786 vto.) Luego señaló “… los oficiales ya
18no estaban tanto por ahí, el único que estaba ahí era el que se hacía llamar
Siete Sierras y a mi me dijo que estaba científicamente comprobado que la
prolongada incomunicación, hace que la persona piense en la familia…(fs.
787) y continuó posteriormente “Si fui amenazado por el 304 que no se quien
era y por el 302 que era G….” (fs. 789 vto) Y al ser interrogado por quien
identifica como Siete Sierras manifestó “En mi caso fue cuando en esos días
de tranquilidad me hizo pasar a la pieza que estaba arriba y me hizo la
pregunta si me acordaba de algo. Yo el apellido lo supe después, el apellido es
S., después entre los presos fuimos armando” (fs. 789 vto.)
20.- C.G.S. fue detenido la noche del día 6 de Junio de 1976 en una
“ratonera” preparada en su casa, donde tenían retenida a su madre.
Tras su detención fue traslado al 300 Carlos donde fue interrogado y sometido
a diversos apremios físicos por su militancia sindical en la Unión Ferroviaria
y por unos boletines de la “Resistencia Oriental” impresos en Argentina. Por
tal motivo fue sometido a largos plantones, a golpizas, colgamientos, caballete
y choques eléctricos para que admitiera su participación en actividades
subversivas y vínculos con otras personas.
En tales condiciones estuvo hasta Septiembre de 1976 en que fue trasladado al
9o de Caballería. Finalmente recuperó su libertad en Noviembre de 1978. (fs.
444, 445 y 793 a 797)
En cuanto a los responsables de su detención y apremios físicos declaró “En
uno de los interrogatorios me revisaron con una lapicera en los ojos a ver si yo
veía, ahí hubo una comunicación más razonable, ahí me dijeron que si quería
verdaderamente quería hablar con él que preguntara por el, me dijo que
preguntara por el Teniente S.. Yo pedí para hablar con el teniente S. y esa
persona me dijo que me sacara la venda y lo vi, al que luego ubiqué por el
Teniente S., después por conversaciones luego de la salida, me enteré que
a tal persona le decían tanto, que a S. le decían zeta Sierra o algo
parecido” (fs. 794 vto y 795)
1921.- J.M.D.P. fue detenido cuando llegaba a una reunión en un departamento
cercano al Jardín Zoológico el día 17 de Octubre de 1977. Tras su detención
fue llevado en primer lugar a la casa de Punta Gorda por un lapso de 7 días y
luego de ello al 300 Carlos. En ambos centros clandestinos de detención fue
interrogado y sometido a diversos apremios físicos. Así fue objeto de
plantones, golpizas, submarino seco y húmedo, picana eléctrica,
colgamientos y caballete. El interés del interrogatorio giró en torno a su
pertenencia al P.C.U. En especial su función en un pequeño buque dedicado a
trasladar integrantes de dicho partido hacia Buenos Aires cuando se
encontraban requeridos por la “Justicia Militar” y por ende corrían riesgo de
ser detenidos.
En Marzo de 1977 fue trasladado al 4o de Caballería y recobró su libertad en
el año 1981. (fs. 448, 449 y 798 a 806)
En lo que refiere a los responsables de su detención y apremios manifestó ante
la Sede “Yo fui detenido en el Barrio del Jardín Zoológico … quien estaba
adentro era el Sr. N.G., él estaba adentro, al yo abrir la puerta me apuntó
con una 45 y que mirara al piso” (fs. 798) Y reiteró luego ante la
pregunta si estaba G. cuando lo golpearon “Sí, él estaba sentado y
movía la pierna ahí fue cuando lo conocí, era el mismo que me había puesto la
pistola en la cabeza” (fs. 801 vto) En tanto ante las preguntas de las defensas
ratificó “Ahora es una persona archiconocida. Yo lo reconozco luego cuando
veo la foto de G., es entonces que lo reconozco” … “era el mismo que me
había puesto la pistola en la cabeza. Luego lo vi en la foto y en la tele” (fs.
802)
22.- E.Ed.D.C. fue detenido en su consultorio en la localidad de Suárez el
día 26 de Diciembre de 1975 y trasladado al 300 Carlos encapuchado.
En el lugar fue puesto de plantón y con posterioridad a ello llevado a
interrogatorio respecto a su pertenencia al P.C. U. y sometido a submarino.
Tras ello le hicieron firmar un acta.
Luego de una semana fue trasladado al cuartel de La Paloma en el Cerro,
donde fue sometido a grandes hambrunas, pero recibió sus primeras visitas.
Como consecuencia de su detención y confesión bajo tortura fue privado de su
libertad por ocho años.
Al ser interrogado por sus captores y agresores no pudo reconocer a nadie. (fs.
446 y 807 a 810)
2023.- L.E.C.R. fue detenida en Porto Alegre junto a sus hijos y a U.R. el día
12 de Noviembre de 1978 y trasladada a Uruguay por su pertenencia al
P.V.P. Luego de un tiempo es trasladada al 300 Carlos donde no fue objeto
de los tormentos recibidos con anterioridad (picana y submarino) pero sí
sometida a plantones y amenazas de detener a su madre.
En cuanto a sus represores menciona a los mismos que denuncia en su causa
(fs. 811 a 816) por lo que su situación será contemplada en la misma. Autos
caratulados U.R.D., L.C.R. DENUNCIA” IUE 88-36/1984.
24.- A.M.S.S. fue detenida en su trabajo el 3 de Noviembre de 1978 y
trasladada en una combi al 300 Carlos.
En el lugar fue sometida a interrogatorio y a diversos tormentos que no pudo
describir por cuanto se puso a llorar en la audiencia. Tuvo militancia en la
ROE entre los años 1970 y 1973, empero en la ocasión la vinculaban al P.V.P.
En cuanto a los responsables de su detención y apremios señaló “A mí me
detuvo G., bajito y de bigote espeso, fue uno de los que me interrogó. Otro
que me interrogó fue F.” (fs. 817 vto.) “F. es de ojos claros que resaltaban
mucho, bigote espeso, pelo oscuro” (fs. 818) En tanto al ser
preguntado como los reconoce expresó “Me quedó grabada su cara y
posteriormente supe que era G., cuando salieron denuncias y fotos en la
prensa…” (fs. 818 vto.)
Responsables en el Batallón de Infantería No 13.
1.- Al frente de la Unidad Militar, en el año 1972 en que sucedieron los
hechos denunciados, y por ende responsable principal de lo que a ellos les
ocurrió, estuvo quien revestía como Teniente Coronel, J.A.Z. Amén de
ello éste es mencionado por diversas víctimas. A saber, en las denuncias
de O.B.F. fs. 5, de W.S. fs.7, de L.B.
21a fs. 13 y J.L.M. a fs. 18. De igual modo es mencionado en las
manifestaciones de W.G.Z. a fs. 198 vto. de M.C.M. a fs. 203 vto. de F.P. a
fs. 206 vto. y de J.L.M. a fs. 208 vto.
En este caso, en la presente instancia no se solicitará responsabilidad para
Z., por cuanto no se ha realizado la audiencia indagatoria, por no estar
resuelta aún la excepción de prescripción planteada por él.
2.- M.J.A.M. reconoció a fs. 1291 y siguientes, haber cumplido funciones
en el Batallón No 13. Al momento de los hechos revestía como Mayor y se
desempeñaba como 2o Jefe del mismo, Asimismo, es sindicado en las
denuncias de O.B.F. fs. 5, de W.S. fs.7, y J.L.M. a fs. 18. De igual modo,
es mencionado como responsable de los apremios por distintas víctimas
que declararon ante la Sede. A saber “A.M. lo vi en un momento en que se
fue el comandante de la unidad” señaló B.F. a fs. 193. “Lo mismo me pasa por
un conjunto de asociaciones con A.” manifestó L.B. a fs. 196 y reiteró
luego “Y A. se presentó ante mí como el Mayor A. cuando yo estaba
solo…” a fs. 197. Por su parte W.G.Z. al ser interrogado sobre sus
agresores señaló “El Jefe del cuartel era Z., estoy casi seguro que él no estuvo
en la tortura del caso mío. A. que era Mayor (fs. 198 vto.) y posteriormente
expresó “Una vez A. y C. relataban como habían violado a una
compañera, diciendo que la petisita estaba muy rica, al principio se resistió y
que luego le gustó” (fs. 199) Asimismo M.C.M. sostuvo a fs. 203 vto. “…sí
estaba el mayor A., un tipo macabro y ese si sabía lo que estaba
sucediendo…” En tanto J.L.M. sostuvo “El Mayor A. era un gran
sádico y los domingos en particular, como era el comandante, llamaba a
declarar a presos y los torturaba” (fs. 209)
3.- R.R.S.S. reconoció a fs. 385 que entre los años 1966 y 1974 revistió como
oficial en el batallón de Infantería No 13. Asimismo es sindicado por
distintas víctimas como responsable de los apremios que fueron objeto. Así es
mencionado en las denuncias de M.C.F. a fs. 2, de O.B.F. fs. 5, y de W.S. a
fs.7. En igual sentido es mencionado por distintas víctimas en las declaraciones
prestadas en Sede
22judicial. A saber O.B.F. expresó a fs. 193 “Después había dos oficiales que
por la voz los reconocíamos que a uno le decíamos Aquaman que era F. y
el otro R.S., los dos eran capitanes.” En tanto W.S.S. aseveró “Las dos
personas que más tuvieron relación con la tortura hacia mí, que son F.
(Aquaman), R.G. directamente son los que me detienen en mi casa, los
veo, después al estar encapuchado escucho sus voces y son los que me
preguntan …” (fs. 200) En sentido concordante F.R.P. expresó “El jefe del
cuartel era el Tte Coronel Z., el segundo el Mayor A. los dos oficiales que
recuerdo que hayan participado F. y S. hablaban conmigo a cara descubierta
… (fs. 206 vto) En tanto J.L.M. sostuvo “Asociamos las voces después, a
mi casa fueron G. y S. que le decían
tortuga o ñato. Ellos fueron los que nos llevaron y nos detuvieron” …. “Hay
cinco oficiales que fueron de notoriedad que tuve contacto. F., A.,
Z. Ctan S., G., S.. … “ (fs. 208 vto.)
4.- M.C.F.F. expresó a fs. 1296 y siguientes que entre 1972 y 1974 revistió
funciones como Oficial en el Batallón de Infantería No 13. Es mencionado
por varias víctimas en sus denuncias, en tal sentido M.C.F. a fs. 2, de O.B.F. a
fs. 5, de W.S. a fs.7 y 8. En tanto a su vez en sede judicial es sindicado por
distintas víctimas como partícipes en sus tormentos. En tal sentido B.F.
expresó a fs. 193 “Después había dos oficiales que por la voz los
reconocíamos que a uno le decíamos Aquaman que era F. …”. En tanto
W.G.Z. manifestó a fs. 198 vto. “F. que le decíamos el yanqui porque era
rubio de lentes negros y le gustaba que le dijéramos así, también le decíamos
Aquaman…” En sentido concordante con los anteriores W.S. sostuvo “Las
dos personas que más tuvieron relación con la tortura hacia mí, que son F.
(Aquaman), R.G. directamente son los que me detienen en mi casa, los veo,
después al estar encapuchado escucho sus voces y son los que me preguntan
…” (fs. 200) A su vez M.C.M. destacó
23“F. o F. que le decíamos aquaman porque era el especialista en tacho …” (fs.
205) En línea con los anteriores F.P. sostuvo “No los puedo individualizar. F.
y S. se que estuvieron presentes, ya que temas que mencionaron en la
conversación fue de cosas que me preguntaron en la tortura, tengo
convicción que estaban por las cosas que les oí decir pero no los vi.” (fs.
206 in fine y 207) Por último J.L.M. manifestó “Hay cinco oficiales que
fueron de notoriedad que tuve contacto. F., A., Z. Ctan S., G., S. “ (fs.
208 vto.)
5.- M.M.C.S. que manifestó haber revestido entre 1972 y 1974 como
Teniente en el Batallón de Infantería No 13 (fs. 382 y 383) es mencionado
como partícipe en los apremios físicos en las denuncias obrantes en autos. En
tal sentido ver denuncias de O.B.F. a fs. 5, y de W.S. a fs.7. Asimismo es
mencionado por las víctimas en sus declaraciones ante la Sede. A saber
O.B.F. respecto de los responsables de los apremios manifestó “El
teniente G. y C.. F., que también hacía de Juez, a esos los
conocíamos y los reconocíamos por la voz…” (fs. 193 in fine y 193 vto.)
W.G.Z. al requerirle nombres de los responsables de los apremios
sostuvo “También C., que estaba en el momento que el médico decide
que me internaran…” (fs. 198 vto.) y luego sostuvo “Una vez A. y C.
relataban como habían violado a una compañera, diciendo que la petisita
estaba muy rica, al principio se resistió y que luego le gustó” (fs. 199)
Igualmente es mencionado en sus declaraciones por M.C.M. (fs. 205) y J.L.M.
(fs. 208 vto.)
6.- E.F. es mencionado en las denuncias de O.B.F. a fs. 5, y de W.S. a
fs.7. Así como sindicado como participe en los apremios por varias víctimas
en sus declaraciones en sede judicial. En tal sentido O.B.F. sostuvo “El
teniente G. y C.. F., que también hacía de Juez, a esos los
conocíamos y los reconocíamos por la voz…” (fs. 193 in fine y
193 vto.). Asimismo W.G. destacó “El otro que golpeaba era el que hacía
después de Juez Sumariante, F. el también maltrataba” (fs. 199). A su vez
es mencionado por W.S. En tanto M.C.M. lo mencionó también entre los
responsables de los apremios “… capitán F. que fue
24el Juez sumariante del cuartel …” (fs. 205). Finalmente F.P. al ser
interrogado sobre los S2 expresó “Me salen dos nombres F. y G.” (fs.
207) Asimismo es señalado por el indagado H.G. como S 2
(responsable de inteligencia y por ende de los interrogatorios a los
detenidos) del Batallón de Infantería No 13. (fs. 1409) Según surge
informado a fs.290 habría fallecido.
7.- J.G. es mencionado en las denuncias de O.B.F. fs. 5, de W.S. fs.7, y de
L.B. a fs. 13 y sindicado como responsable en los tormentos por las víctimas
que comparecieron ante la Sede. Así O.B.F. manifestó “El teniente G. y
C.. F., que también hacía de Juez, a esos los conocíamos y los
reconocíamos por la voz…” (fs. 193 in fine y 193 vto.) Por su parte
W.G. al solicitarle nombre de los responsables entre otros nombró
“También G. que me movió bastante…” (fs. 198 vto.). Asimismo F.P.
al ser interrogado sobre los S2 expresó “Me salen dos nombres F. y
G.” (fs. 207) Finalmente J.L.M. concretizó “Mientras estábamos en el
plantón G. pasaba y nos pegaba en el estomago” (fs. 208 vto.)
Hasta el presente no ha sido ubicado su paradero.
8.- H.G. que según sus manifestaciones cumplió funciones en el Batallón N.o
13 (fs. 1409 a 1411) admitió que existían personas “con
capuchas” (fs. 1410) y a su vez sometidas a plantón “Si, tenerlos de plantón
los asustaba, plantón afuera a todo el mundo” (fs. 1411) Asimismo, es
mencionado por los indagados M.C.S. a fs. 383, R.S. a fs. 386 y por
M.J.A. a fs. 1212 como S 2 del Batallón, es decir quien realizaba los
trabajos de inteligencia y a la vez quien interrogaba a los detenidos. De igual
forma diversas víctimas mencionan a un oficial de nombre G. En tal sentido
ver denuncias de O.B.F. fs. 5 y de W.S. fs.7 y sindicado como responsable
en los
25tormentos en Sede judicial por O.B.F. a fs. 195 vto. M.C.M. a fs. 205 y por
F.P. a fs. 206 vto. y 207.
Responsables de las detenciones y torturas en el centro de detención
clandestino 300 Carlos.
1.- M.J.A.M. a fs. 1291 y siguientes admitió que en 1975 fue enviado al
Batallón N.o 13 como Jefe de dicha unidad. Habida cuenta que el centro
de detención clandestino 300 Carlos se ubicaba en el predio del Batallón
antes referenciado A. resulta responsable por todo lo que ocurría dentro del
mismo, desde que los detenidos se encontraban bajo su égida, ergo su
responsabilidad.
2.- J.N.G. es reconocido por distintas víctimas que fueron detenidas y
torturadas en el 300 Carlos. Ver al respecto manifestaciones de J.J.B.D.S. a
fs. 225, de B.D.L. a fs. 227, N.C.R. fs. 777 vto. M.N.D.N. fs. 786, 786,
vto, y 789 vto. y J.M.D. a fs. 798, 798 vto. y 80. A ello se debe anejar las
manifestaciones del Militar retirado H.B.S. a fs. 1425 in fine y 1426,
donde describe perfectamente a G. como perteneciente al Organismo
Coordinador de Operaciones Antisubversivas (O.C.O.A) y participante
activo en el centro de detención clandestino 300 Carlos.
3.- J.S.Q. es reconocido por casi todas las víctimas que depusieron en
autos como la persona que lo detuviera y/o lo torturara, A saber F. F. fs. 216 y
217, G.S. fs. 222 y 223, J.J.B. fs. 225, B.R.D.L. fs. 227 y 227 vto. J.A.R. fs.
229 vto. y 230, G.L.M. fs. 231 R.O.S. fs. 236 y 238, E.L.L. a fs. 240 vto. J.C.P.
fs. 242 vto. M.R.A. fs. 248 vto. E.N.R. fs. 770 y 771, N.C.R. fs. 777 vto.
M.N.D.N. fs. 787 y 789 vto. y C.G. fs. 794 vto. y 795. En igual sentido
que en el caso de G. el Militar retirado H.B.S. ubica a S. en el 300 Carlos
(fs. 1423)
4.- J.M.C.P. es reconocido por algunas de las víctimas que declararon en
autos como quien los detuviera y/o interrogara y torturara. A saber F.F. fs.
217, B.R.D.L. fs. 227, J.A.R. a fs. 229 vto. y N.C.R. fs. 777 vto.
265.- E.R. es reconocido por R.L. a fs. 233 vto. y A.G. fs. 244 En
igual sentido que en el caso de G. y S. el Militar retirado H.B.S. ubica a R.
en el 300 Carlos (fs. 1423)
Responsabilidad
De lo que ha sido reseñado supra, no cabe ninguna duda que los hechos
descriptos, amén de otras figuras penales, se encuadran diáfanamente en la
figura prevista en el art. 22 de la Ley 18.026 “ El que de cualquier manera y
por cualquier motivo, siendo agente del Estado o sin serlo contando con la
autorización, apoyo o aquiescencia de uno o más agentes del Estado impusiere
cualquier forma de tortura a una persona privada de libertad o bajo su custodia
o control o a una persona que comparezca ante la autoridad en calidad de
testigo, perito o similar, será castigado con veinte meses de prisión a ocho
años de penitenciaría. Se entenderá por “tortura”: A) Todo acto por el cual se
inflija dolores o sufrimientos graves, físicos, mentales o morales. B) El
sometimiento a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. C) Todo acto
tendiente a anular la personalidad o disminuir la capacidad física o mental
aunque no cause dolor ni angustia física o cualquier acto de los previstos en el
artículo 291 del código penal realizado con fines indagatorios, de castigo o
intimidación”
No obstante ello, el suscrito es consciente que al momento en que acaecieron
los hechos denunciados, dicha figura penal no existía en nuestro ordenamiento
jurídico. En razón de ello y del Principio de Legalidad reconocido
constitucionalmente, se basará en su reclamo con las normas existentes en los
años 1972 a 1978 que fue el lapso en que ocurrieron los hechos denunciados.
En virtud de ello, y de lo que en definitiva surja del Sumario y la prueba que
solicitará en dicha instancia, a juicio de ésta representación existen elementos
27de convicción suficientes para sostener prima facie que:
J.N.G. deberá responder por un delito continuado de violación de domicilio y
un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos, en
concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de
libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal)
J.S.Q. deberá responder por un delito continuado de violación de
domicilio y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en
concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de
libertad y en reiteración real con un delito de atentado violento al pudor y otro
de Violación, en estos dos casos conforme a las manifestaciones G.S.S. a fs.
221 y B.R.D.L. a fs. 29 ratificado a fs. 227, respectivamente (arts. 54, 56, 58,
60, 272, 273, 281, 286 y 294 del C. Penal)
M.J.A.M. deberá responder por un delito continuado de violación de domicilio
y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en
concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de
libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal)
R.R.S.S. deberá responder por un delito continuado de violación de
domicilio y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en
concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de
libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal)
M.C.F.F. deberá responder por un delito continuado de violación de
domicilio y un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en
concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de
libertad (arts. 56, 58, 60, 286, 286 y 294 del C. Penal)
M.M.C.S. deberá responder un delito continuado de violación de
domicilio y por un delito continuado de abuso de autoridad contra los
detenidos en concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado
de privación de libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal)
28H.G. deberá responder por un delito continuado de violación de domicilio y
un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos en
concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de privación de
libertad (arts. 56, 58, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal)
E.R. se encuentra incurso dos delitos de violación de domicilio y en dos delitos
de abuso de autoridad contra los detenidos en concurrencia fuera de la
reiteración con dos delitos de privación de libertad, habida cuenta que es
sindicado por las personas referenciadas como partícipes en su detención y
apremios (arts. 54, 56, 60, 281, 286 y 294 del C. Penal)
PETITORIO
En atención a lo que viene de verse solicita.
El procesamiento y prisión de los antes mencionados bajo las referidas
imputaciones.
Montevideo, 31 de julio de 2018

 

- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -

ÚLTIMAS NOTICIAS

SOCIEDAD7 horas atrás

Moldeando el Futuro cierra año lectivo entregando certificados a alumnos y docentes. Vea el vídeo

La Asociación Civil Moldeando el Futuro realizó este miércoles el acto de entrega de certificados a alumnos y profesores que...

POLÍTICA8 horas atrás

Se presentaron dos grupos interesados en explotar la Plaza de Toros

La Intendencia de Colonia recibió este miércoles 30 dos ofertas de interesados en la “Concesión de la explotación comercial de...

COLUMNISTAS12 horas atrás

(Casi) Todos iguales ante la Ley

Por Fernando Gil Díaz (El Perro Gil). Todos los días despertamos con un capítulo nuevo del caso Astesiano, un verdadero...

COLUMNISTAS19 horas atrás

¿En qué manos estamos?

Lo que están haciendo el Presidente Lacalle Pou y su entorno con Alejandro Astesiano, es tratar de distanciarse de su...

SOCIEDAD22 horas atrás

Llamado del INE para trabajar en el censo 2023

Se abrió el período de inscripción para trabajar en el censo de población, hogares y viviendas 2023. Los interesados deben...

CULTURA22 horas atrás

Estefanía Melonia inundará el escenario de tangos, zambas y chacareras

Con el espectáculo "Melonio canta Arenas" el sábado 3 de diciembre la autora y cantante Estefanía Melonio presenta su nuevo...

DEPORTE23 horas atrás

Inteligencia artificial predice quién puede ganar el Mundial de Catar

Para llegar a este pronóstico, expertos en inteligencia artificial de las universidades del Reino Unido, como Oxford y Cambridge, usaron...

Sin categoría23 horas atrás

Jornales solidarios: 394 trabajadores en el departamento rompiendo pantalones y zapatos

El programa “Oportunidad Laboral” o los llamados “Jornales Solidarios”, se inició a mediados de 2021, continúa en este 2022 y...

COLUMNISTAS23 horas atrás

Apuntes y reflexiones de boliche

Por David Rabinovich – ¿Será como dijo un porteño?: “Acá en octubre se elige, o con el bolsillo o con...

SERVICIOS23 horas atrás

Llamado a profesores de Educación Física

La Intendencia de Colonia llama a cubrir seis cargos de profesores de Educación Física para la Dirección de Deportes, por...

MÁS LEÍDAS