Conéctese con Nosotros

POLICIALES

Realidades urbanas: ¿a quién le venden los chorros?

El hurto existe porque hay un reducidor que compra lo robado y hay un consumidor que le compra al reducidor. Es una fórmula tan antigua como el agujero del mate. Y las preguntas son: qué hace la policía que no detienen a quien todos sabemos que le compra “a los chorros”. Y qué opinan los fiscales sobre la comercialización de lo robado.

Publicado

el

 

Generalmente se encuentran en barrios de la periferia, con muchos años de estar asentados en el mismo lugar y manejan su economía en forma por demás discreta. Esto es una prioridad para el reducidor.
Son los que compran una garrafa de 13 kg. en $ 300 o una batería de camión en $ 400. El precio siempre queda a merced de la oferta y la demanda, o dicho de otra forma, de la urgencia que tenga por comprar drogas o alcohol (droga también) ese muchacho que le robó a su mejor amigo o a su propia madre.

 

El reducidor: sin escrúpulos

Si un muchacho llega a las 10 de la noche a vender una caja de herramientas, la pregunta huelga ¿cómo las consiguió y por qué la vende a esa hora? Y la respuesta también es elocuente: la robó.
En esta situación, con el responsable del hurto apurado por conseguir drogas, el reducidor hace un excelente negocio: compró herramientas que valen 3.000 pesos a 200. Comienzo y fin de la transacción.
Pero a veces llega la víctima del hurto, y comienza una discusión intensa con el reducidor. Los dos saben que sí compró las herramientas. El reducidor primero lo niega hasta donde puede. Sin embargo, si la víctima logra tener un testigo y asegura que lo denunciará a la policía, el reducir acepta su compra pero le dice que se la compró en 1000 pesos. Fija.
O sea que en el peor de los casos, el reducidor habrá ganado cuatro veces lo que puso, solo por haber tenido unas cuantas horas el producto de un hurto. Las discusiones y las amenazas forman parte del negocio. Y quien fue víctima del robo no lo denuncia porque recuperó lo hurtado, aunque tuvo un costo. Pero además, la policía también lo sabe.

 

De careta

Los reducidores son señalados con el dedo: “ese le compra a los chorros”. Sin embargo su actividad está envuelta en la discreción de la complicidad. Quien lo vende no puede hablar pues se haría responsable de un hurto. Por otro lado, quién le compra a un vendedor de cosas robadas, se convierte en un eslabón más de la cadena delictiva. Todos son cómplices: el que robó, el reducidor y el que compró el objeto.

 

La policía lo sabe

A pesar de esa discreción, la policía sabe muy bien quiénes compran elementos provenientes de los hurtos. Es más, tiene una lista de los reducidores por ciudad como producto de las tareas de inteligencia que realiza.
En todas nuestras ciudades del interior existen conocidos e históricos reducidores, sin embargo para la policía es un desafío verificar cada caso y poner a la fiscalía en conocimiento.

 

Con el fiscal Carlos Chargoñia: los hurtos se dan con la venta hecha

Para el fiscal de Carmelo, doctor Carlos Chargoñia, la venta de los artículos robados se realizan más como venta directa que a través de un reducidor. Aunque “donde pueden existir es en el robo de motos y venta de respuestas afirmó”.

Cuando hablamos de reducidores, nos estamos refiriendo al delito de receptación, aquel que recibe lo producido de un hurto, dinero u otros objetos”, afirmó el fiscal.
Con otra visión del producto de los robos, Chargoñia afirmó que “acá no hay denuncias sobre los que llaman reducidores. No tenemos a alguien identificado que se encarga de reducir aquellos objetos producto del delito. Lo que hay acá, por lo menos en la zona, es que gran parte de la población, a la corta o a la larga, siempre compra objetos producto de un ilícito”.
Luego puntualizó que puede ser una compra directa “a un muchachito que sabe que no tiene trabajo y le está ofreciendo un parlante por 500 pesos. Y esa persona es consciente que está comprando algo robado, pero igual lo hace”. También puede ser por internet: “hay páginas que ofrecen artículos a precios muy baratos, y la persona también sabe que está comprando algo robado”.

-¿No le consta que haya reducidores?
-Oficialmente no. Yo podría decir que siempre da para sospechar la cantidad de hurtos de bicicletas, o que con dos motos hacen una, y donde puede haber mecánicos implicados. Pero es difícil comprobar las relaciones entre los actores. Muchos roban motos para sacarle los repuestos…

-Ahí se puede seguir una ruta…
-Mire, hace unos años en Dolores hubo un procedimiento y se logró que el dueño de una chatarrería fuera procesado por el delito de receptación. Aunque fue procesado sin prisión, porque no tenía antecedentes, y porque la ley le da un tratamiento bastante benévolo, con un mínimo de seis meses a diez años de prisión.

– ¿Usted adhiere a la compra directa de lo hurtado?
-Es que hay una doble moral. Los mismos que piden que a un muchachito que robó, que hizo una macana, lo cuelguen de una plaza, son los que luego compran cosas robadas. Yo no voy a decir nombres, pero tuvimos el caso de un hombre que compra cosas robadas y sin embargo después lo vemos diciendo que no se puede salir a la calle por los delincuentes.

 

 Los robos por encargo

En los barrios de nuestras ciudades como Saravia de Carmelo, El General de Colonia o el Golondrinas de Nueva Palmira, sucede que un vecino es víctima de un robo, pero luego le compra a un chico que sabe muy bien que comete hurtos. “No podría haber una bicicleta GT por dos mil pesos. Obviamente se sabe que es robada. ¡Mire si fuéramos a procesar a todos los que compran cosas robadas!

-¿Los hurtos se hacen predeterminados?
Sí, ocurre con las garrafas de 13 kg. Normalmente cuando se roba una garrafa de 13 kg. es por encargo o porque quien va a robar sabe que en el barrio alguien la está necesitando. Y el que la roba después se la vende por 300 o 500 pesos. Y la persona que lo divulgó sabe que luego lo recibirá. Es la doble moral. Lo mismo que aquellos que hacen el aguante por la inocencia de fulano en la puerta del juzgado y ellos mismos compran cosas robadas… Yo que sé… es difícil…

-¿Y robar para llevar a otra ciudad?
-Sí, puede haber una ruta de robar en una ciudad y luego llevarlo a otra, a un reducidor, pero los hurtos cotidianos, de aquellos que roban para comprar drogas o un sándwich, que son lo que roban la garrafa, saben a quién se la van a vender o la tienen encargada. Así funcionan en el Saravia de Carmelo o en El Golondrinas de Palmira. Porque no es lo mismo llevar lo robado dos cuadras que diez. Por eso se vende mucho en el propio barrio. Y hoy con el funcionamiento del Pado los hurtos se alejan del centro.

- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -

ÚLTIMAS NOTICIAS

NECROLÓGICAS5 horas atrás

Necrológicas – Agosto 2022

† EDILCA BANCHERO DE MANZINO Q.E.P.D. Falleció en la Paz del Señor el 8 de agosto de 2022, en  Carmelo...

POLÍTICA6 horas atrás

Con mucho pueblo y sin dirigentes locales y departamentales, se abrió nuevo Comité de Base en Carmelo. Vea el vídeo.

Con mucho pueblo, casi tanto como el frío y algunos dirigentes frenteamplistas entre ellos el intendente de Salto Andrés Lima,...

SOCIEDAD20 horas atrás

El alcohol y otras drogas van a clase

Se encuestaron estudiantes de 13 a 17 años de edad que concurren a liceos públicos y privados y a UTU...

SERVICIOS20 horas atrás

Becas para estudiar enfermería en la Escuela de Colonia del Sacramento

La Secretaría de la Juventud de la Intendencia de Colonia informa que abrió un plan de becas parciales para estudiar...

DEPORTE20 horas atrás

El precio de las entradas para ver a Peñarol y Benefica

A partir del mediodía de este lunes 8 se podrán adquirir las entradas para el gran encuentro de la primera...

COLUMNISTAS20 horas atrás

Esas hermosas polillas amarillas

Habitan en zonas verdes, ponen hasta 300 huevos, y el macho no se alimenta. De la polilla imperial nos habla...

Sin categoría1 día atrás

Catarata de homicidios: 7 en poco más de 24 horas

Entre el viernes 5 y la madrugada del viernes 6 se registraron siete homicidios en el país. Cinco de ellos...

SOCIEDAD2 días atrás

La Nutricionista Raquel Sánchez nos habla de la vigencia de “somos lo que comemos”

Para alimentarse bien no basta con comer las cuatro comidas al día, tampoco hay marcadas diferencias a la hora de...

SOCIEDAD2 días atrás

Llamado a la solidaridad para la intervención quirúrgica de Ayrton Olivera

Se intensifica la campaña de ayuda económica para la cirugía de craneoplastía a la que se deberá someter el joven...

COLUMNISTAS2 días atrás

¿Las mascotas pasan frío?

Por la Dra. Daniela Gubba. Se vino el invierno y con él días de mucho frío y es necesario que...

MÁS LEÍDAS