Conéctese con Nosotros

SOCIEDAD

Sala de Profesores del Liceo 1 lleva nombre del Prof. Eraldo Bouvier

Publicado

el

Foto: Semanario EL ECO. El Director Prof. José Luis Pittamiglio, la compañera de vida de Eraldo, Susana De León y su hijo Pablo

Si algo tenía Eraldo Bouvier a montones, era amigos y gente que lo apreciaba. Se los ganó por su forma de ser, así como se ganó el reconocimiento de la comunidad educativa por su calidad y calidez docente.

Así que el pasado viernes el pasillo del liceo 1 Dr. David Bonjour estaba lleno de caras conocidas con gestos emocionados.

Con la familia del ex profesor e historiador presente, la profesora Yiovana Bacigalupe hizo de maestra de ceremonias en el acto de designación de la Sala de Profesores de este centro de estudios, con el nombre de Eraldo Bouvier.

Destituido en 1977 por la dictadura cívico-militar, volvió al sistema educativo en 1986 ya entrada la democracia. Un año después ya lo desbordaría ese afán por hacer cosas “en 1987 la directora Mabel Mora de Santana escribía lo siguiente: joven docente que demuestra gran entusiasmo por la labor docente lo que lo impulsó a desarrollar por primera vez en nuestro liceo las Olimpiadas de Matemáticas”, así como una larga lista de iniciativas que lo vinculaban profundamente al sistema educativo local.

Luego su amigo Hugo Maglione dio otra pista sobre la personalidad de Eraldo, al señalar que como docente no sólo conocía a sus alumnos por el aula “el conocía a sus alumnos y diría que conocía hasta el entorno familiar de sus alumnos” destacó.

Finalmente el director del Liceo Dr. David Bonour Prof. José Luis Pittamiglio señaló que Eraldo fue su primer profesor de matemáticas y por su capacidad para enamorar al alumno en esta manteria, el hoy director del liceo decidió ser profesor de matemáticas.

Así fueron las palabras que mencionó el Director José Luis Pittamiglio en el acto, que aquí transcribimos:

HOMENAJE A ERALDO BOUVIER

NOMINACIÓN DE LA SALA DE PROFESORES LICEO N°1 DE CARMELO

30/11/2018

Para el Liceo N°1 de Carmelo es un altísimo honor que su Sala de Profesores lleve el nombre de Eraldo Bouvier, principalmente por todo lo que Eraldo le dio a esta Institución.

Esta placa que vamos a descubrir en pocos minutos no es más que un símbolo: Eraldo fue una parte importante de la historia de esta Institución, con su personalidad multifacética y con aquella capacidad de empatía que siempre tuvo para ponerse en el lugar del otro, sentir por el otro y -si era necesario- sufrir con el otro.

No voy a explicarles a ustedes cómo era Eraldo, ustedes están acá porque lo conocían igual o mejor que yo. Sí quiero mencionar algunos recuerdos personales que pueden ayudar a armar ese puzzle, esa especie de rompecabezas que fue Bouvier.
Yo fui alumno de Eraldo en 1974, cuando ingresé a 1er año de Liceo y cuando el Uruguay ingresaba en una época tenebrosa; yo con 12 años y Eraldo con 24 y ese mismo año me di cuenta que yo también quería ser profesor de
Matemática; así de importante fue la influencia de Eraldo en mi. Y así descubrí mi vocación y sigue siendo eso lo que volvería a hacer si tuviera que volver a empezar: enseñar matemática a los adolescentes.

Muy poco después, la absurda irracionalidad de la dictadura militar destituye a Eraldo y lo saca de los centros de estudio: la dictadura privó a cientos de jóvenes de poder disfrutar de uno de los mejores docentes que ha dado esta ciudad durante muchos años, pero quiso el destino que 16 años después nos encontráramos otra vez en el mismo Liceo y esta vez como colegas: los dos profesores de Matemática, trabajando juntos y -obviamente- yo aprendiendo todos los días muchísimo de mi maestro.

Con él aprendí que el éxito de nuestra tarea docente dependía en gran parte de la calidad que lográramos en la comunicación con los alumnos; nadie como él para contagiar entusiasmo y energía y también aprendí que abrir una puerta para entender algo, implica generalmente abrir otras muchas para entrar en terrenos desconocidos, inexplorados y apasionantes, porque con Eraldo una conversación sobre las raíces de una ecuación cuadrática, podía
terminar en una asombrosa y detallada descripción de los anillos de Saturno o en una curiosísima anécdota sobre algún personaje que habitaba una esquina de Carmelo a principios del siglo pasado.

Una esquina que ya cambió, un personaje que ya no existe, pero un momento de la historia rescatado por la memoria de un profe de Matemática, que era eso y mucho más que eso. Ese era Eraldo, una fuente de conocimiento, de inquietudes, de curiosidad infinita, que me enseñó una cosa que creo que fue la más importante: poner todo en duda, hasta mis propias certezas. Dudar y preguntarme y preguntar; y también incomodar a los demás con las preguntas.

Esta vieja y renovada sala de Profesores que a partir de hoy lleva su nombre, fue testigo de cientos de reuniones en las que Eraldo participó y de miles de conversaciones informales y casuales, en las cuales siempre dejaba su huella;
principalmente allá por el año 1991 cuando creó, diseñó e impulsó el Proyecto Víboras.

Un trabajo interdisciplinario en una época en que nadie hacía proyectos interdisciplinarios, que involucró y entusiasmó a la inmensa mayoría de los alumnos del Liceo y que tenía como objetivo lograr que esos adolescentes conocieran toda la zona del arroyo Víboras y a partir de esto, se involucraran con nuestra historia y con nuestro presente. Para que entendieran qué somos y por qué. Para que, conociendo la riquísima geografía que nos rodea, supieran de nuestras raíces. Así fue como entrevistamos a decenas de vecinos de Víboras, principalmente veteranos de mucha edad, que tenía preciosas anécdotas para contar y que los alumnos de entonces -hoy todos cuarentones- registraban con asombro. “Nadie ama lo que no conoce” me decía Eraldo.

Otra vez, el maestro, que supo ver hacia adelante cuando todos pensábamos que estaba mirando hacia atrás.

Supo ver que hacía que enamorar a esos chiquilines con las historias pequeñas que componen nuestra Historia con mayúsculas, para que ellos vivieran esa transformación interna que produce todo proceso educativo. Y al transformarse hacia adentro, crear las condiciones para cambiar lo de afuera.

Este Liceo lleva el nombre de su primer director, el Dr. David Bonjour; el salón de actos -nuestro salón Azul- lleva el nombre del segundo director el arquitecto Rodríguez Rocha; mucho antes se había nominado a la biblioteca
con el nombre de un histórico y querido ex director de la Institución, el Dr. Juan José Landini. En esa galería de nombres, estamos sumando el de un docente que no fue Director del Liceo, pero que se ganó el respeto y el cariño
de todos sus colegas y también el recuerdo indeleble de sus estudiantes. Tal vez ese sea el premio mayor: no importa tanto que le estemos poniendo el nombre de Eraldo a la sala de profesores, comparado con la importancia de que sus
alumnos hoy lo sigan recordando como uno de los mejores docentes que tuvieron en sus vidas. En esa experiencia removedora que para cualquier persona constituye su pasaje por el Liceo, después que pasan los años todos
olvidamos a muchos y nos acordamos de unos pocos. Eraldo es -para la gran mayoría de sus ex alumnos- uno de los docentes que dejó marcada su huella.

Ese es el verdadero homenaje.

Por este pasillo, por esta puerta, Eraldo pasó cientos, miles de veces; miles de veces subió aquella escalera, cansado, con problemas o con muchas ganas de trabajar. Pero nunca se olvidó que lo más importante eran esos 30 chiquilines
que tenía adelante y luego otros 30 y más tarde otros 30.

Disfrutó cuando los demás lo hacían y sintió en el alma el dolor que los demás sentían en el alma. Un profesor con todas las letras, un amante de las matemáticas, de la astronomía y de la historia. Un amigo que siempre tenía la
mano extendida y un compañero solidario. Sería muy difícil algún día contar la historia de este Liceo sin mencionar a Eraldo Bouvier.

Para él entonces este homenaje simbolizado en una placa y detrás de esa placa el cariño, la emoción
y la alegría enorme de estar recordando a un docente difícil de igualar y a un amigo que esta casa nunca va a olvidar.
Muchas gracias

José Luis Pittamiglio

 

- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -

ÚLTIMAS NOTICIAS

SERVICIOS1 min atrás

Aumenta el boleto interdepartamental y suburbano

El Ministerio de Transporte (MTOP) resolvió aumentar el precio de los boletos en el transporte de pasajeros, un servicio que...

CULTURA31 min atrás

Las Llamadas se reúnen en Colonia para la fiesta 2023

Para este miércoles 7 de diciembre está fijada una reunión de cara a Las Llamadas a realizarse en la ciudad...

SOCIEDAD40 min atrás

Productores no le encuentran explicación: “Más cosecha de la esperada”

La lluvia se resistía en frecuencia e intensidad y tenía extremadamente preocupado al sector agrícola. Comenzó la trilla y los...

CULTURA47 min atrás

Aborigen vuelve a los escenarios con “Empezar de Nuevo” en el Uamá

Han pasado cuatro años desde la última vez que la banda de rock carmelitana Aborigen se presentó en el Teatro...

POLÍTICA17 horas atrás

Edil Gabbiani propuso convocar a organismos involucrados para puesta en valor del Club CYSSA

Secretaría del edil departamental Gabriel Gabbiani (PC). A tan sólo días de haber abogado por el mantenimiento del Colegio Don...

SOCIEDAD19 horas atrás

Millonaria subasta en Paso Antolín. La ganancia será para herederos sociales

Un enorme remate se realizará el próximo sábado 10 de diciembre en Paso Antolín por cuenta y orden de los...

SOCIEDAD19 horas atrás

Vecinos del Balneario Punta Gorda reclaman fibra óptica

Los vecinos de Punta Gorda con el apoyo del Municipio, del Pit-Cnt y de emprendimientos privados de la zona, enviaron...

SOCIEDAD20 horas atrás

Ayrton necesita de todos para continuar su recuperación

Ayrton ´Poti´ Olivera Luján, el joven que tras recibir la vacuna de Pfizer quedó con serias dificultades de salud, está...

NECROLÓGICAS20 horas atrás

Necrológicas – Diciembre 2022

† JORGE WILLIAM MEDERO RODRÍGUEZ Q.E.P.D. Falleció en la Paz del Señor el 4 de diciembre de 2022, en Carmelo...

COLUMNISTAS20 horas atrás

El “charlatán”

La compañía americana Vertical Skies tiene su sede en Boca Ratón (USA), pero está dirigida por uruguayos. La Vice presidenta...

MÁS LEÍDAS