Conéctese con Nosotros

SOCIEDAD

Un día como el de hoy nació el hombre de plástico

Michael Jackson este 29 de agosto hubiera cumplido 65 años. Un informe especial revela que padecía de vitíligo, la enfermedad que cambia la coloración de la piel. La vida de un ser tan exitoso como músico y tan aberrante como persona, en el informe de Matías Bauso en Infobae, que reproducimos a continuación.

Publicado

el

Michael Jackson

Con el paso de los años la piel de Michael Jackson fue empalideciendo. Se habló de tratamientos para ser blanco y también de una enfermedad dermatológico. Sus constantes transformaciones físicas alimentaron los rumores.
Su ambición era desmesurada: siempre soñó, siempre quiso, ser la estrella más grande del mundo. Y lo consiguió. La desmesura, es posible, sea una de las marcas de los grandes logros. Sin ella no hay gloria. Es, claro, también la causante de fracasos estrepitosos, de caídas dolorosas. Y también el origen de conductas estrambóticas, de la pérdida de contacto con la realidad.

Michael Jackson es un caso paradigmático. Simon Reynolds dice que en algún momento su reinado del pop se convirtió en un totalitarismo kitsch y da como ejemplo la construcción de nueve estatuas gigantes en diversas ciudades europeas en ocasión del lanzamiento de History o el uso de uniformes militares que lo hacían más parecido a Gaddafi que a un cantante popular.

Mientras se convertía en el artista más vendido de su tiempo, Jackson se transformaba. La gente que lo había acompañado en su carrera hasta Thriller no estaba más. Sus excentricidades se convirtieron en algo más peligroso. Primero fueron las cirugías. Ese joven con una simpatía natural se convirtió en el hombre de plástico, sin facciones (y literalmente sin nariz). Luego sus gastos, los problemas económicos; también los errores en la carrera, la búsqueda desesperada, estéril por superar Thriller, yendo tras el gusto del público (aunque lo que hoy se perciben como discos no tan exitosos vendieron treinta millones de copias, como Bad y Dangerous); luego los falsos matrimonios, los hijos diseñados; y, por supuesto, los delitos aberrantes, los abusos a menores.

La metamorfosis de Michael

Dentro de ese panorama, el aspecto que más llamaba la atención y que provocaba mayores comentarios fueron sus cambios físicos. Hoy Michael Jackson hubiera cumplido 64 años. Nadie puede asegurar cómo se vería. Es imposible predecir cuál hubiera sido la progresión de su metamorfosis.

Las intervenciones estéticas, la desaparición de la nariz, la barbilla que se cincelaba mes a mes. Y, por supuesto, el cambio de color en la piel. Su progresiva palidez, su emblanquecimiento, fue motivo de rumores y juicios durante años.

Michael Jackson, en la TV

En 1993, cuando ya Michael daba muy escasas entrevistas, se sentó frente a Oprah Winfrey. Allí respondió algunas preguntas molestas. Uno de ellas fue sobre uno de los temas que más preocupaban al público: ¿Por qué su piel se aclaraba cada vez más? ¿Renegaba de su condición de afroamericano?

Jackson con su voz aguda, cambió su habitual tono sereno e irreal. Las palabras vibraban en su garganta, por la necesidad de ser contundente. O porque sabía que su respuesta era más que eso. Era un statement: “Soy afroamericano. Estoy orgulloso de serlo. Estoy orgullosos de mi raza. Estoy orgulloso de ser quien soy”. Y después contó por primera vez que tenía una enfermedad en la piel que afectaba su color: vitíligo.

El vitíligo es una condición que produce la decoloración progresiva de la piel. La despigmentación empieza primero como unas pequeñas manchas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo aunque suele hacerlo en la cara, el cuello o las manos. Esas manchas blancas aparecen en el resto del cuerpo y se van ampliando.

La declaración de Jackson fue vista en su momento como una excusa, tan solo como una coartada para justificar una más de sus transformaciones físicas.

Su apariencia se había modificado tanto y sus excentricidades eran tan abundantes que la gran mayoría del público no creyó en su palabra. Alguien dijo que en realidad se trataba de una excusa, sofisticada eso sí, para justificar su metamorfosis.

Oprah Winfrey, años después de la muerte de Jackson, dijo que ese día le llamó la atención el color de las manos: parecían traslúcidas. Quincy Jones lo criticó por cambiar su color de piel, por querer alejarse de su raza.

Todo en el mundo Jackson se había vuelto extraño desde el suceso de Thriller. Se había convertido en el Rey del Pop. El disco más vendido de la historia, récords de hits, sus videos en cada pantalla televisiva y el Moonwalking, el paso de baile irreal.

En 1987 salió Bad, el sucesor de Thriller. Jackson iba por todo. No quería igualar las ventas del disco anterior. Quería superarlas. El objetivo era llegar a los 100 millones de copias. Bad fue un éxito. El segundo disco más vendido de la historia hasta ese momento. Pero no alcanzó. Él lo vivió como un fracaso porque no logró sus objetivos previos, porque no sobrepasó su propia obra.

A esa altura ya a nadie le quedaba dudas que Michael tenía conductas extrañas, muy poco habituales. Los romances que cada tanto le adjudicaban eran poco creíbles. Se lo veía acompañado por niños, su mujer amigo era el mono Bubbles. Obligaba a sus entrevistadores a jugar con una boa gigante, Neverland y el hogar convertido en un parque de diversiones, la reclusión cada vez más absoluta.

Todo eso era acompañado por un cambio físico notable. Y su empalidecimiento progresivo.

En 8 años, los que iban desde el lanzamiento del notable Off The Wall a la aparición de Bad, su cara y su piel habían mutado.

Después todo empeoró. Los delirios de grandeza, la venta de discos decreció (aunque siempre las cantidades fueron monstruosas: sólo parecían magras en la escala Jackson, sólo si se las comparaba con el fenómeno irreproducible de Thriller), el comportamiento estrambótico, las denuncias por pedofilia, los juicios, los testimonios estremecedores de las víctimas.

Cuando preparaba su comeback con una serie de recitales en Londres, murió a los 50 años. Se supo del abuso de los medicamentos prescriptos por un médico complaciente y muy por debajo de las posibilidades de su paciente, y del frágil estado físico y mental del cantante.

Tanto la revisión de su hogar por parte de la policía tras el deceso como la autopsia aportaron información que permitió dilucidar qué había ocurrido en realidad con la piel de Michael Jackson, cuál había sido la causa del decoloramiento.

En algunas fotos de sus últimos años, tanto en sus brazos como en su pecho, se pueden observar algunas manchas en la piel que muestran la falta de pigmentación.

En Neverland los investigadores encontraron Hidroquinona y Benoquin. Dos cremas dermatológicas que se le prescriben a los pacientes con vitíligo. Esas cremas producen que la piel pierde su color natural para lograr que todo la superficie del cuerpo adquiera la misma tonalidad. Reconocidos dermatólogos afirman que las cremas no causan efecto en cualquier persona sino sólo en quienes sufren de vitíligo. Otro hallazgo fue el de una serie de protectores solares muy potentes que se prescriben sólo a los pacientes con esa condición. La ausencia de melanina no provoca nada más la pérdida del color sino que desprotege la superficie dérmica a la que los rayos del sol pueden lastimar severamente. Por eso, se necesita de protección extra.

Como si estos hallazgos no fueran suficientes, la autopsia confirmó el vitíligo. Los forenses incorporaron en su informe un apartado en el que se establece con claridad la enfermedad dermatológica. Afirmaron que en su cuerpo había pequeños parches de piel más oscura, en especial en los brazos y el pecho. El análisis de la piel en el laboratorio demostró la escasa cantidad de melanocitos (las células que contienen la melanina) y la despigmentación.

Existe un tratamiento para el vitiligo que permite la recoloración de la piel. Pero no siempre funciona. Incluye medicación (con algunos efectos colaterales que pueden ser graves), sesiones de rayos ultravioletas y cremas especiales. Pero cuando las manchas avanzan o no funciona lo prescripto, muchos pacientes realizan el tratamiento inverso, el de la decoloración. Eso permite que toda la piel vaya perdiendo el color, pero también que quede pareja, sin manchas.

Los médicos hablan de los problemas psicológicos que tienen varios de sus pacientes por la modificación de su apariencia, por la falta de comprensión de la gente que trata con ellos. Ese efecto puede ser todavía peor para una figura pública, para alguien que trabaja con su imagen. No hace falta imaginar demasiado cómo puede haber afectado en este aspecto a Michael Jackson, siempre obsesionado con su apariencia.

Los dermatólogos consultados no dudan en afirmar que el cantante padecía vitiligo y que realizó diferentes tratamientos para conseguir que su piel tuviera una sola tonalidad, para decolorarse.

El vitiligo elimina el color de la piel pero eso proceso lleva años y muchas veces ni siquiera es completo. Por eso se supone que Jackson aceleró los tiempos con tratamientos intensivos. El Benoquin puede lograr la uniformidad en un año. Mientras que la pérdida del color natural puede estirarse por décadas.

El cambio de color en la piel de Michael Jackson no fue consecuencia de su vida excéntrica, de su mente extraviada por el éxito fuera de escala; no tuvo nada que ver con sus delitos, ni con el haber renegado de su raza, ni con el deseo de ser blanco.

- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -
- P U B L I C I D A D -

ÚLTIMAS NOTICIAS

POLICIALES49 min atrás

Policía de Carmelo detiene camioneta con armas y 2.100 cartuchos sin detonar. Vea las fotos

Policías pertenecientes a la Seccional Carmelo que se encontraban en tareas de vigilancia encuentran una camioneta con tres armas de...

POLÍTICA2 horas atrás

La vicepresidenta Argimón se hará presente en Soriano para interiorizarse sobre el departamento

Beatriz Argimón estará en Soriano este vienres 30 y recorrerá emprendimientos agroindustriales y culturales, acompañada del intendente Guillermo Besozzi. Llegará...

SOCIEDAD3 horas atrás

30 años de participación en el BPS… Un poco de historia

Luego de un extenso debate parlamentario, en 1967 se crea el Banco de Previsión Social (BPS) y se establece que...

POLICIALES22 horas atrás

Los “festejos” de Peñarol: un hombre muerto y estatua de Suárez destrozada

Los festejos de un nuevo aniversario del Club A. Peñarol de Montevideo tuvieron puntos oscuros. Asesinato y destrozos.

INTERNACIONAL23 horas atrás

Cómo viven las siamesas norteamericanas que actualmente son profesoras en grados distintos

Nacieron el 7 de marzo de 1990, en Minnesota (EE.UU.), son las siamesas Abby y Brittany Hensel. Las hermanas, que...

SOCIEDAD1 día atrás

Programa de la caminata por el corazón en Carmelo

Dentro de la Semana del Corazón que se desarrolla del 26 de setiembre al 1 de octubre, como en el...

POLÍTICA1 día atrás

“Mercantilización de la salud ocular” al trabajar menos el Hospital de Ojos

Se había logrado “un gran trabajo con el Hospital de Ojos, se alcanzaron las 100.000 intervenciones, el 65% de cataratas...

SOCIEDAD1 día atrás

Los que cruzan a comprar en Argentina

Desde Paysandú cruzar a Argentina a realizar compras se hace caminando o en moto, en Salto y Fray Bentos se...

SERVICIOS1 día atrás

Taller para aprender a utilizar la cámara fotográfica en forma manual

La Dirección de Cultura de la Intendencia de Colonia informa que comienza este miércoles 28 un nuevo curso de fotografía...

COLUMNISTAS1 día atrás

Cobrar impuesto a quien aportó para su jubilación o pensión no es correcto

Por el diputado Martín Melazzi, Partido Colorado, Soriano. Como estaba previsto el pasado lunes 26 del corriente acompañamos a la...

MÁS LEÍDAS